La Universidad Hebrea reveló hoy en Jerusalén 110 páginas de manuscritos, algunos inéditos, del físico alemán de origen judío que incluyen reflexiones que dirige a su hijo durante la época de la Alemania nazi y apuntes de la Teoría Unificada.

La nueva colección "arroja luz sobre el científico y el hombre tras la ciencia", aseguró en un comunicado la institución que el científico ayudó a fundar y a la que legó sus escritos personales y científicos, constituyendo los Archivos de Albert Einstein.

Una visión inédita

Entre los manuscritos hay 84 hojas con derivadas matemáticas fechadas entre 1944 y 1948 que dan "una visión directa, inédita, sobre el trabajo de una de las mentes más creativas en la historia de la ciencia", señaló la Universidad.

Incluyen también un apéndice sin publicar a un artículo científico sobre la Teoría Unificada que presentó a la Academia de la Ciencia Prusiana en 1930, que la Universidad considera como uno más de los tantos intentos del físico de unificar las fuerzas de la naturaleza en una sola teoría, tarea a la que dedicó los últimos treinta años de su vida.

Además, hay una carta escrita por Einstein en 1935 en la que muestra a su hijo Hans Albert, que entonces vivía en Suiza, su inquietud sobre el deterioro de la situación en Europa y el ascenso del partido nazi, anticipándose al devenir de la región.

"Leí con cierta aprensión que hay bastante movimiento en Suiza, instigado por los bandidos alemanes. Pero creo que incluso en Alemania las cosas están empezando a cambiar lentamente. Esperemos que no tengamos una guerra en Europa primero... El resto de Europa empieza finalmente a tomarse la cosa seriamente, especialmente los británicos", expuso.

Reflexiones y bromas

En otras cuatro misivas a su amigo y también científico Michele Besso, Einstein comparte parte de su trabajo sobre la absorción y emisión de luz de los átomos que derivaría en las bases para la tecnología láser, o reflexiona y bromea sobre asuntos como la familia o la identidad judía.

"Como goy (gentil, en hebreo) no estás obligado a aprender el idioma de nuestros padres", le dice a Besso, que estudia el hebreo, "mientras que yo, como 'santo judío' debo sentir vergüenza por el hecho de que no sé nada sobre él. Pero prefiero sentir vergüenza que aprenderlo", sentencia.

Esta nueva colección forma parte de la extensa recopilación del Archivo que contiene más de 80.000 manuscritos, cartas y fotografías, entre otros, que acercan al público la figura del físico ganador del premio nobel.

Fuente20 Minutos

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLegisladores demócratas postergan resolución de condena al antisemitismo
Artículo siguienteComunidad Judía de Guatemala organizó una jornada humanitaria el pasado fin de semana