Diario Judío México - El presidente Reuven Rivlin le encomendó hoy a , jefe del partido Azul y Blanco, que forme gobierno, luego de que el primer ministro Benjamin Netanyahu fracasara en el intento por acceder a un nuevo período.

Rivlin ordena oficialmente a Gantz la tarea en una ceremonia en su residencia en Jerusalem.

Gantz tendrá 28 días para intentarlo, y si, como Netanyahu, también fracasa, Rivlin puede pedirle a la Knesset que acuerde un candidato para primer ministro.

Si eso tampoco produce un nuevo gobierno, podría enfrentarse a otra elección, la tercera dentro de un año.

Gantz está recibiendo el mandato después de que el primer ministro Benjamin Netanyahu no pudo formar una coalición mayoritaria tras las de septiembre.

También se espera que Gantz enfrente dificultades para formar una coalición mayoritaria a pesar de expresar su confianza en que puede llegar a un acuerdo para un gobierno de unidad.

Gantz se reunió con Gabi Ashkenazi, Yair Lapid y Moshe Yaalon, para discutir la posición de su partido en la Knesset estancada y los posibles caminos para alcanzar un avance que les permita formar un nuevo gobierno.

El jefe de Azul y Blanco necesita del apoyo de al menos 61 de los 120 miembros de la Knesset.

Mientras que Azul y Blanco obtuvieron la mayor cantidad de escaños en las de septiembre – 33, a los 32 del Likud – el Likud ganó el respaldo de 55 legisladores, todos de partidos de derecha y religiosos – y por lo tanto se le dio el mandato primero de formar un nuevo gobierno.