La titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez, informó que, en cifras preliminares, 970 mil 617 docentes y 11 millones 426 mil 26 alumnos y alumnas volvieron a las aulas en el primer día de clases presenciales, el pasado 30 de agosto.

La maestra aclaró que estas cifras tratan de un resultado preliminar pues la contabilización continuará a lo largo de esta primera semana de regreso.

Asimismo, detalló que 119 mil 497 escuelas reabrieron sus puertas en 30 de las 32 entidades federativas; Baja California y Sinaloa no iniciaron clases debido al paso del huracán “Nora”.

Me siento muy emocionada y muy agradecida con los que integran la comunidad escolar por todo el esfuerzo que hicieron para este regreso (...) Los niños estaban muy emocionados de su ingreso, fue una situación muy emocionante.
A ello, aclaró que las acciones pendientes - o en proceso - de realizar por parte de la SEP son los censos escuela por escuela, la detección del abandono escolar, las visitas a los centros educativos y el respectivo seguimiento.

La vuelta generalizada a las aulas arrancó este lunes tras más de un año y medio que los colegios se mantuvieran cerrados por la pandemia del COVID-19 y ante el temor de algunas familias por la tercera ola de contagios que sufre el país desde hace semanas.

Sin embargo, esta fase rumbo a una posible nueva normalidad ha dividido a la opinión pública entre quienes defienden la vuelta a clases, y los que advierten que este regreso representa un peligro para los alumnos, los cuales al no estar vacunados (y no existir algún antígeno aprobado para ellos), podrían contagiar del virus igual de grave que los adultos.

En relación con ello, en la mañanera de este martes, el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, nuevamente reiteró que las y los menores edad no representan una población que sufra afectaciones graves a su salud por el nuevo coronavirus.

Tanto así que, explicó, el virus del SARS Cov-2 figuró en los últimos puestos de las causas de defunciones en infantes y jóvenes durante 2020 con 208 casos para menores de un año; 110 entre 1 y 4 años; 61 entre 5 y 9 años; 92 entre 10 y 14 años, y 258 entre 15 y 19 años.

Bajo este mismo argumento, en la conferencia del 30 de agosto, el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no descartó la posibilidad de que surjan casos positivos de COVID-19 después del regreso a clases presenciales, pero aseguró que los gobiernos estatales contarán con personal de salud apto para enfrentar estas situaciones a tiempo.

Puede ser que algún niño se contagie, pero se puede aislar, se atiende, hay médicos para eso. Está demostrado que tienen menos riesgos.
Por esa razón, hizo un exhorto a que todas las escuelas mantengan un estrecho vínculo y comunicación con el sector salud, de tal manera que se eviten “problemas mayores”. Finalmente, aprovechó el espacio para recordar que la vuelta será de manera voluntaria y no habrá castigos para quienes opten por continuar las sesiones en casa.

“Este regreso a clases, aunque es justo y necesario, es también voluntario. Nada por la fuerza, todo por la razón y el convencimiento”, reclacó.

En tanto, ese mismo día, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó desde una escuela secundaria que entre el 90 % y el 95 % de los colegios capitalinos abrieron este lunes.