El Gobierno de la provincia de y el Fondo de Desarrollo de empezaron a restaurar el mercado más antiguo del mundo y toda la barriada de la Ciudad Vieja. Puesto que antes de la guerra civil este bazar era un entramado de calles ramificadas y pequeñas manzanas, se requiere un gran plan para devolverlo a la vida.
El principal icono de la barriada es una gran fuente en el centro del patio de la antigua escuela Saif ad-Daulá al Jamdani. Fue reparada y reconvertida en un símbolo de la recuperación del majestuoso aspecto de la Ciudad Vieja y de su mercado. Del proyecto están a cargo arquitectos sirios.

Un proyecto a gran escala
Para elaborar un claro y detallado plan de restauración tanto del mercado como del territorio de su manzana, se organizó un foro de tres días en Alepo. Si no fuera así, no habría sido posible una reparación correcta y de calidad del mercado más antiguo y grande del mundo, que además forma parte de la lista de bienes culturales y naturales declarados Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El foro reunió tanto a investigadores y expertos como a los maestros y comerciantes que habían trabajado en el mercado antes de la guerra civil. Los representantes de la Unesco y de otras organizaciones internacionales dispuestas a contribuir al proyecto tomaron también parte.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorComienzan a retirar la valla del Capitolio de EU seis meses después de asalto
Artículo siguienteLíbano, al borde del abismo