es una festividad de origen bíblico que rememora las vicisitudes del pueblo judío durante su deambular por el desierto y la precariedad de sus condiciones materiales. Es una de las fiestas más sencillas de respetar, ya que no es necesario ayunar ni arrepentirse. En su lugar, (casi) todo lo que se requiere es levantar una sencilla estructura, llamada sucá, en el jardín o en el balcón y si el COVID lo permite, recibir invitados.

También se la conoce como la ‘Fiesta de las Cabañas’, que se celebra a lo largo de 7 días en Israel y 8 en la diáspora (este año será del 20 al 27 de septiembre).

En los últimos años, se ha convertido en una especie de fiesta ecológica, ya que marca el paso de nuestros antepasados por el desierto y la época de la cosecha. A continuación ofrecemos 7 sugerencias para que tu fiesta sea lo más ecológica posible.

1. Utiliza sábanas viejas o artículos desechados para las paredes de tu Sucá:

La sucá, o vivienda temporal, que da nombre a la fiesta, debe tener un techo de vegetación a través del cual se puedan ver las estrellas. Pero en lo que respecta a sus paredes, se puede dar rienda suelta a la imaginación. Te recomendamos que optes por sábanas viejas, manteles desechados o cualquier trozo de tela que tengas por ahí en lugar de algo nuevo o de plástico. Estos elementos darán a tu sucá un ambiente relajado y desértico.

2. Decorar con objetos reciclados:

En este caso se pueden seguir tres caminos. La primera opción sería simplemente reciclar tus antiguas decoraciones de la sucá. La segunda es agarrar los cartones, botellas y viejos CDs que tienes guardados en casa, darles un poco de pintura y colgarlos con orgullo. Por último, se pueden agarrar ramas y hojas decorativas, y colgarlas con estilo del techo o fijarlas a la pared.

3. Hazte voluntario para lavar los platos:

Todos sabemos que los platos y cubiertos de plástico no son buenos, pero de alguna manera todo el mundo se permite un poco de margen cuando se trata de las fiestas y de un sinfín de actividades de entretenimiento. La vajilla biodegradable se considera algo mejor, aunque en muchos casos no se recicla realmente. Lo más sencillo es ofrecerse con antelación a lavar los platos una noche, sobre todo cuando eres el invitado. No sólo mantendrás el mundo un poco más limpio, sino que tu familia y amigos te mirarán siempre con buenos ojos.

4. Hazte vegetariano, o incluso vegano:

Después de un mes de fiesta gastronómica, no se nos ocurre nada mejor que una comida maravillosamente fresca y ligera. Siguiendo con el tema de la ecología, también hay que tener en cuenta que una comida sin carne utiliza solo una fracción de los recursos medioambientales que requiere una costeleta, así que es una situación en la que todos salimos ganando, tanto nuestra cintura como el planeta.

5. Vivir un poco como nuestros antepasados sin aparatos:

Dado que consiste en vivir en tiendas de campaña como nuestros antepasados, te sugerimos que vayas un poco más allá y te comprometas realmente con el estilo de vida ancestral convirtiendo la sucá en una zona libre de aparatos electrónicos. De este modo, podrás descansar entre las sábanas y contemplar lujosamente si prefieres leer, pintar o dormir una siesta.

6. ¡No tires todo cuando acaben las vacaciones!:

Es difícil romper con los viejos hábitos, pero después de celebrar el más ecológico, asegúrate de no tirarlo todo. Conserva las sábanas viejas otro año, guarda los adornos caseros y no caigas en la tentación de comprar una nueva vajilla. El planeta Tierra te lo agradece.

7. Involucra a todo el mundo, pero no te pongas pesado:

Por último, pero no por ello menos importante, es importante discutir cómo transmitir tu recién estrenada ecología. A nadie le gusta que le den un largo sermón sobre los males de la industria. En lugar de eso, predica con el ejemplo, haz que los niños laven los platos, menciona casualmente los esfuerzos que estás haciendo (aunque sólo sea para explicar las decoraciones torcidas) y simplemente disfruta de la fiesta.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorNaftali Bennet, entre las 100 personas más influyentes del mundo según la revista Time
Artículo siguienteJudíos siberianos abren en Tomsk el mayor centro educativo judío de la región
La Agencia Judía de Noticias durante 10 años fue la principal fuente de información sobre Israel y la política comunitaria. Sus notas y entrevistas fueron levantadas por los principales medios y agencias periodísticas del mundo. Luego de haber cumplido una década desde su creación, cambió su nombre a Agencia AJN y se lanzó a una nueva etapa de expansión internacional, para ser líder en la producción de noticias de Medio Oriente en español con base en Buenos Aires. La Agencia AJN refleja permanentemente las relaciones diplomáticas, intercambios comerciales y convenios entre Israel y Latinoamérica. Además, promueve la búsqueda de justicia por el atentado a la AMIA y a la embajada de Israel en Buenos Aires; impulsa el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman y condena todo acto de terrorismo en el mundo. Conformada por un importante equipo de redactores, cronistas y corresponsales, la Agencia AJN ofrece el mayor nivel de profesionalismo para el tratamiento de la información. Director: Daniel Berliner. Desde hace tiempo contamos con Isaac Ajzen como representante y corresponsal de la Agencia Ajn en México.