Diario Judío México - ¿Qué tanto trabajamos para ganar dinero y dar ?

No basta con trabajar y obtener nuestro sustento únicamente; sino debemos trabajar también para dar a quien lo necesite.

Cuando damos , nos convertimos en socios de Dios.

El Rab de Lubavitch enseña en sus escritos: “Quien cumple con sus deberes hacia los otros está demostrando ser un buen administrador de los bienes que Dios le dio la posibilidad de obtener. Al hacer eso, es posible que le confíe bienes aún mayores”.

Vemos de estas increíbles palabras que mientras mejor administremos el dinero que Dios nos manda (es decir, repartiendo a los pobres, apoyando a quien lo necesite, etc.), Dios nos mandará más, para seguir administrándolo conforme a Su voluntad.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.