Diario Judío México - Una obra de arte del artista estadounidense que fue incautada por los nazis a una familia judía en 1933 será devuelta por fin a sus dueños originales luego de que la oficina del FBI de Albany la localizara en un museo de Nueva York. La pintura Winter (Invierno) formó parte de la colección del Museo Arkell en Canajoharie que estuvo abierta al público hasta el 10 de septiembre. La pieza fue descubierta gracias a que una imagen suya fue difundida a través de Facebook.

museo-arkell-invierno

La pintura, fue originalmente comprada por el editor alemán Rudolf Mosse en 1900, en la Gran Exhibición de Arte de Berlín y fue asegurada por el gobierno nazi luego que algunos miembros de la familia Mosse huyeron del país en 1933. Los Mosse, dueños de un imperio que incluía 130 periódicos y revistas en Alemania, fueron perseguidos por ser judíos y por su afiliación con Berliner Tageblatt, un medio crítico del partido, según los documentos de la corte estadounidense.

Sobre cómo llegó la valiosa pieza al museo, el FBI documentó que Bartlett Arkell, primer presidente de la Beech-Nut Packing Company, la compró la pintura para su colección personal en una galería en Nueva York en 1934. La obra pasó después a ser parte de la colección del museo que lleva su nombre, el cual está ubicado a 80 kilómetros al noroeste de Albany.

Suzan D. Friedlander, directora ejecutiva del Museo Arkell y curadora de muchas de sus exposiciones, informó mediante un comunicado que los dirigentes de la institución estaban “por supuesto muy molestos al enterarse de la trágica historia tras la pintura incautada por los nazis a la familia Mosse”. El museo renunció a todos los derechos del cuadro, ahora conocido como Skaters (Patinadores) o Snow (Nieve). La pintura permanecerá en la oficina del FBI en Albany hasta que pueda ser entregado a la familia Mosse.

museo-arkell

FuenteHola
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorMéxico presente en la reunión del Comité Ejecutivo del Congreso Judío Mundial
Artículo siguienteRiedel, cristalina perfección
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.