Diario Judío México - El presidente de se comunicó con la titular de la Cámara de Representantes de , , en el marco de la actual crisis con su partido, el Demócrata.

Rivlin dialogó con Pelosi debido a las polémicas declaraciones del presidente de , , referidas al episodio de la prohibición de entrada a de las congresistas demócratas estadounidenses Ilhan Omar de Minnesota y Rashida Tlaib de Michigan.

Estas legisladoras norteamericanas tenían planeado un viaje a , y el gobierno había autorizado su ingreso al país, a pesar de que ambas se han manifestado en muchas ocasiones en contra de y a favor del BDS y otros movimientos de boicot y sanciones. A continuación, el presidente Trump escribió un mensaje en Twitter en el que aseguraba que «sería una muestra de debilidad» por parte de darles permiso para entrar al país.

Acto seguido, el gobierno israelí denegó ese permiso y alegó que – en vista del programa que tenían planeado para la visita, que sólo incluía visitas y reuniones con factores palestinos y ningún israelí – no podrían entrar.

La legisladora Ilhan Omar, de origen palestino, hizo una solicitud especial por razones humanitarias para entrar a , para visitar a su abuela de 90 años de edad, en lo que calificó como «la última oportunidad para verla». le concedió el permiso, pero ella finalmente lo rechazó y no vino a visitar a su abuela, alegando que le habían impuesto condiciones de no hacer propaganda antiisraelí y no estaba dispuesta a aceptarlas.

«Una gran deslealtad»

Lejos de dar por finalizado el escándalo, el presidente Trump volvió a referirise al asunto y, en el marco de una conferencia de prensa, dijo: «¿Adónde ha ido a parar el partido Demócrata? ¿Adónde? Están defendiendo a estas dos personas por sobre el Estado de . Y yo pienso que todo judío que vota al partido Demócrata, creo que eso muestra o bien una falta total de conocimiento o una gran deslealtad».

Desde varias instituciones judías hubo reacciones inmediatas.

El presidente de la Liga Anti Difamación, Jonathan Greenblatt, dijo que las alegaciones de deslealtad sirvieron en el pasado como excusa para atacar judíos y también desde otras instituciones acusaron a Trump de repetir argumentos vergonzantes y peligrosos, que en el pasado sirvieron para difamar e incluso para asesinar judíos.

Por el contrario, la Coalición Judía Republicana defendió los dichos de Trump y desde allí explicaron que «cuando el presidente dijo que quien vota a los demócratas muestra deslealtad se refería a deslealtad a sí mismo y no al país».

El Lobby Judío Demócrata señaló que las declaraciones de Trump son «espeluznantes y muestran que el presidente no comprende la democracia norteamericana ni a los judíos norteamericanos».

Israel, fuera del juego político

En las últimas horas, Rivlin se comunicó con Pelosi y desde su oficina informaron que dialogaron sobre la importancia de los estrechos lazos entre los dos países. “Debemos preservar al Estado de Israel fuera del ámbito político y hacer todos los esfuerzos para garantizar que el apoyo a Israel no se convierte en un asunto político”, señaló Rivlin.

“El vínculo entre e Israel es un vínculo entre pueblos, que se basa en lazos históricos, una amistad profunda y valiente y valores comunes que no resultan de la pertenencia a uno u otro partido”, continuó el presidente de Israel. “Las elecciones que se llevan a cabo en nuestro país reflejan la voluntad de nuestros ciudadanos, con algunos estamos de acuerdo, las ideas de otros las repudiamos. Pero respetamos la voluntad de cada uno de los pueblos”, concluyó Rivlin.

El ministro Yuval Steinitz también reaccionó a las expresiones de Trump y dijo que Israel tiene buenos amigos en los dos partidos, republicano y demócrata.
Steinitz aseguró que «la provocación la iniciaron las congresistas demócratas Ilhan Omar y Rashida Tlaib». En tanto que el primer ministro Binyamin Netanyahu no ha hecho ningún comentario o declaración sobre el tema hasta el momento.