Un tribunal federal de apelaciones dictaminó que los límites del gobernador de Andrew Cuomo a la capacidad de las casas de culto en áreas con crecientes casos de COVID-19 constituían una violación de la libertad religiosa.

El fallo del lunes se produce después de una orden judicial de la Corte Suprema el mes pasado que impidió que Cuomo hiciera cumplir las reglas hasta que el tribunal inferior pudiera reevaluar un fallo anterior que mantenía las pautas estatales que limitaban la asistencia a la sinagoga a 10 o 25 personas.

El caso, presentado por la Diócesis Católica de y Agudath Israel of America, una organización que representa a judíos ortodoxos, fue uno de los primeros casos de libertad religiosa en ser decididos por la nueva mayoría conservadora del tribunal. Agudath Israel celebró el fallo del tribunal de apelaciones como confirmación de que había logrado una victoria para la libertad religiosa.

El tribunal de apelaciones no se pronunció sobre la constitucionalidad de los límites porcentuales de capacidad, que habrían afectado a los lugares de culto más pequeños. Las casas de culto en las zonas con las tasas más altas de COVID-19, las llamadas zonas rojas, fueron sujetas a límites de capacidad de diez personas o el 25% de la capacidad de construcción, lo que sea menor. En las zonas naranjas, el límite era de 25 personas o el 33% de la capacidad, lo que sea menor.

El tribunal ordenó al tribunal de distrito que reevaluara su fallo sobre los límites porcentuales de capacidad impuestos por Cuomo para determinar si discriminaban a los lugares de culto.

Una fuerte polémica se produjo el mes pasado, luego de que trascendiera una multitudinaria boda judía realizada por un movimiento jasídico en la que se violaron todas las restricciones dispuestas para contener el coronavirus, ya que los asistentes no respetaron la distancia social y estuvieron sin máscara.

El caso provocó la reacción del alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, quien mantiene una fuerte pulsada con la comunidad judía ortodoxa y anunció que la comunidad de Satmar Kiryas Joel Hassidic recibirá una multa de 15.000 por la boda masiva sin máscara que organizó hace dos semanas en por incumplimiento de las regulaciones de la ciudad.

La boda, celebrada el 13 de noviembre, fue la de Joel Teitelbaum, nieto del Gran Rabino Aaron Teitelbaum, el jefe de la comunidad Satmar Hassidic de Kiryas Joel, en el estado de Nueva York.

Se llevó a cabo en Williamsburg, Brooklyn, donde también hay una gran comunidad Satmar Kiryas Joel, y donde el padre del novio es su jefe.

Surgieron videos de las celebraciones masivas de la boda que mostraban a miles de hassidim parados hombro con hombro en las gradas, cantando, saltando y balanceándose juntos dentro del complejo de la sinagoga Satmar Kiryas Joel en Brooklyn.

La boda se organizó con gran secreto para evitar que los funcionarios del Estado y la ciudad de los detectaran.

“Parecía haber un esfuerzo real por ocultarlo, lo cual es absolutamente inaceptable. Habrá una citación por 15.000 dólares inmediatamente para ese sitio, y también podría haber consecuencias adicionales”, dijo de Blasio a Spectrum News NY1 el lunes.

Las dos ramas de la comunidad jasídica de Satmar son las dinastías jasídicas con el mayor número de jasidim de cualquier grupo jasídico del mundo. Se produjo una división en la comunidad entre los dos hijos del difunto Gran Rabino Moshe Teitelbaum.

También se llevó a cabo otra boda Satmar en Kiryas Joel. No está claro cuántos visitantes asistieron al evento, aunque el Daily Beast informó que el estacionamiento de la sinagoga central estaba lleno.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUNICEF ignora el reclutamiento de niños para la violencia por parte de la AP
Artículo siguienteLos diez peores incidentes antisemitas globales del 2020
La Agencia Judía de Noticias durante 10 años fue la principal fuente de información sobre Israel y la política comunitaria. Sus notas y entrevistas fueron levantadas por los principales medios y agencias periodísticas del mundo. Luego de haber cumplido una década desde su creación, cambió su nombre a Agencia AJN y se lanzó a una nueva etapa de expansión internacional, para ser líder en la producción de noticias de Medio Oriente en español con base en Buenos Aires. La Agencia AJN refleja permanentemente las relaciones diplomáticas, intercambios comerciales y convenios entre Israel y Latinoamérica. Además, promueve la búsqueda de justicia por el atentado a la AMIA y a la embajada de Israel en Buenos Aires; impulsa el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman y condena todo acto de terrorismo en el mundo. Conformada por un importante equipo de redactores, cronistas y corresponsales, la Agencia AJN ofrece el mayor nivel de profesionalismo para el tratamiento de la información. Director: Daniel Berliner. Desde hace tiempo contamos con Isaac Ajzen como representante y corresponsal de la Agencia Ajn en México.