Diario Judío México - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó ayer que las iglesias, las sinagogas y las mezquitas son «esenciales» y pidió a los gobernadores de todo el país que les permitan reabrir este fin de semana, a pesar de la amenaza de propagar el coronavirus.

«Hoy estoy identificando las casas de culto (iglesias, sinagogas y mezquitas) como lugares esenciales que brindan servicios esenciales», afirmó Trump durante una conferencia de prensa organizada en la Casa Blanca.

Además, aseguró que “anulará” a los gobernadores que no acaten su solicitud, aunque no quedó claro de qué modo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades habían preparado un borrador de pautas de reapertura para iglesias y otras casas de culto hace semanas, que incluían medidas como mantener la distancia entre los feligreses y limitar el tamaño de las reuniones.

Pero esa orientación había sido postergada por más de un mes por la administración hasta que Trump cambió bruscamente de rumbo.

Trump subrayó el viernes la importancia de las iglesias en muchas comunidades y discrepó con algunas de las empresas a las que se les permitió reabrir.

«Algunos gobernadores han considerado que las licorerías y las clínicas de aborto son esenciales», pero no las iglesias, dijo. «No está bien. Así que corrijo esta injusticia y considero que las casas de culto son esenciales».

“Estos son lugares que mantienen unida a nuestra sociedad y mantienen unida a nuestra gente. La gente exige ir a la iglesia y la sinagoga, ir a su mezquita”, destacó.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.