Cientos de personas marcharon portando antorchas en la ciudad capital de el viernes en un tributo anual a un líder que colaboró ​​con la Alemania nazi.

El embajador de Israel condenó la marcha con antorchas el viernes en Kiev en memoria de Stepan Bandera, emitiendo la reprimenda más fuerte hasta ahora por parte de un funcionario israelí del evento, que ha crecido en alcance en medio del creciente nacionalismo en Ucrania.

En la marcha, muchos participantes ondearon pancartas con el símbolo del partido de extrema derecha Svoboda, cuyos líderes a menudo han hecho comentarios antisemitas, y pancartas que decían: “El nacionalismo es nuestra religión. Bandera es nuestro profeta”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Bandera dirigió el Ejército Insurgente de Ucrania, cuyos hombres mataron a miles de judíos y polacos, incluidos mujeres y niños, mientras luchaban junto a la contra el Ejército Rojo y los comunistas.

Las expresiones de admiración por Bandera y otros colaboradores han aumentado en alcance y estatus luego de la revolución de 2014 en Ucrania, que derrocó al régimen de Viktor Yanukovych en medio de afirmaciones de que es un títere ruso y desencadenó un conflicto armado con Rusia.

En Lviv, el lugar de nacimiento de Bandera, también se celebraron eventos en los que participaron muchos funcionarios, incluido Maxim Kozitsky, el jefe de la región de Lviv. Él y otros funcionarios colocaron coronas de flores en un monumento a Bandera.

El mes pasado, la Justicia israelí condenó a la línea aérea Ukraine International Airlines (UIA) con una multa de 5.000 shekels, unos 1.550 dólares, por lo que denominó “humillación pública” de una pareja israelí cuando el personal de la aerolínea hizo comentarios antisemitas en un aeropuerto de Viena cuando intentaban transferir vuelos en su camino de regreso a Israel, hace unos tres años.

Según la pareja, el problema comenzó cuando les dijeron que pagaran un recargo de 60 euros (70 dólares) por exceso de peso en su equipaje de mano. Comenzaron a transferir algunos artículos de una bolsa a otra solo para escuchar al personal de la aerolínea hacer comentarios despectivos como “¿Por qué los judíos siempre tienen problemas para pagar dinero?”.

Luego se les dijo que no se les permitiría abordar el vuelo de Viena a Israel, a pesar de que sus maletas ya habían sido facturadas. Finalmente, llegaron a Israel en un vuelo diferente y solo entonces se les devolvió el equipaje.

La UIA negó las acusaciones de antisemitismo, aunque no cuestionó el relato de los hechos de la pareja.

En septiembre, un judío jasídico que llegó a la ciudad ucraniana de Uman fue víctima de un ataque antisemita, según denunció la comunidad judía local.

El director general del Comité Judío de Ucrania, Eduard Dolinksy, dijo que el hombre sufrió heridas leves. Otros jasidas del grupo, que como la víctima estaban en el peregrinaje anual a la tumba del rabino Nachman de Breslov, resultaron ilesos.

El último ataque se produce inmediatamente después de un incidente similar en el que miembros del movimiento Breslev fueron expulsados violentamente de Uman incluso antes de que prohibiera el ingreso de los turistas.

“Por lo general, no nos ponemos en contacto con los lugareños, solo rezamos y nos divertimos; estamos muy felices de haber logrado llegar respetando las diversas regulaciones de salud”, dijo un jasid a Israel Hayom el martes.

anunció esa semana que limitaría la cantidad de judíos jasídicos de Israel que planeaban ingresar al país para la peregrinación anual a la tumba del rabino Nachman de Uman después de que desde Jerusalem se transmitieron la preocupación por un brote de coronavirus a causa de este evento.

“A pedido del primer ministro de Israel, se tomó la decisión de restringir significativamente la peregrinación jasídica a Uman para celebrar Rosh Hashaná”, dijo la oficina del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy en un comunicado.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAndrés Roemer invitado de honor a la importante conferencia “The 21st Century and Legal Reforms In the Middle East”
Artículo siguienteIsrael otorgará un “pasaporte verde” por seis meses a los vacunados y recuperados de COVID-19
La Agencia Judía de Noticias durante 10 años fue la principal fuente de información sobre Israel y la política comunitaria. Sus notas y entrevistas fueron levantadas por los principales medios y agencias periodísticas del mundo. Luego de haber cumplido una década desde su creación, cambió su nombre a Agencia AJN y se lanzó a una nueva etapa de expansión internacional, para ser líder en la producción de noticias de Medio Oriente en español con base en Buenos Aires. La Agencia AJN refleja permanentemente las relaciones diplomáticas, intercambios comerciales y convenios entre Israel y Latinoamérica. Además, promueve la búsqueda de justicia por el atentado a la AMIA y a la embajada de Israel en Buenos Aires; impulsa el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman y condena todo acto de terrorismo en el mundo. Conformada por un importante equipo de redactores, cronistas y corresponsales, la Agencia AJN ofrece el mayor nivel de profesionalismo para el tratamiento de la información. Director: Daniel Berliner. Desde hace tiempo contamos con Isaac Ajzen como representante y corresponsal de la Agencia Ajn en México.