Se ha filtrado un documento secreto que da detalles de un plan de , el fundador del político, para declarar el sur de como el “estado de los judíos”, ha revelado el sitio web de noticias marroquí Hespress.

El documento, dijo Hespress, puso “las relaciones históricas entre los judíos y de nuevo en primer plano después de la reanudación de las relaciones oficiales entre Rabat y Tel Aviv”. Señaló que esta idea apareció antes de que “se materializara la idea de reubicar a los judíos del mundo en Palestina”.

Según el í Yedioth Ahronoth, Herzl “promovió un documento secreto y misterioso del [Plan ], menos conocido que el [Plan Uganda], que se centraba en el asentamiento de los judíos rusos en Wadi Al-Hisan, en el suroeste de Marruecos”.

El plan de asentamiento de los judíos en Uganda forma parte del programa de estudios de historia de las escuelas israelíes, pero se sabe mucho menos sobre el plan alternativo de Herzl de asentar a los judíos rusos en Marruecos. Él abordó esto en una carta ambigua que escribió en 1903. Su repentina muerte un año más tarde llevó a que el plan se pusiera en pausa y se archivara.

Yaakov Hagoel, el jefe de la Organización Mundial Sionista (WZO), le dijo a Yedioth Ahronoth: “Había una gran concentración de judíos allí, ya sea en o en el norte de África en general. Debe entenderse que Herzl era un hombre muy pragmático. Vio un problema con los judíos perseguidos que sufrían de violencia principalmente en Europa del Este, y vio que tenía una próspera comunidad judía con centros judíos activos”.

El profesor Joseph Chetrit, del Departamento de Hebreo y Comparada de la Universidad de Haifa, dijo que el plan de fue presentado por primera vez por dos hermanos que eran conocidos activistas del movimiento sionista de la época, Baruch y Yaakov Moshe Toledano. “Baruch habló con Herzl unos meses antes de la muerte de este último, y luego apeló al rabino francés Vidal de Fez, que estaba cerca de la monarquía y el gobierno marroquí, para que estableciera una región independiente para los judíos en Wadi Al-Hisan”.

Chetrit señaló que el rabino Vidal, que conocía bien la política de Marruecos, sabía que se trataba de un plan falso que no tenía en cuenta la situación interna del país. “Fue su nieto en Israel, que lleva su nombre, quien encontró el documento y lo publicó por primera vez.”