Moti Grumach, uno de los representantes de Jabad Lubavitch en , unió a la industria de ese país con la tradición judía. Los warosoku son velas de origen vegetal que se fabrican en grandes cantidades en la ciudad de Kioto. La comunidad judía allí las utiliza celebrar la festividad de Jánuca.

Grumach se mudó a hace tres años, más precisamente a la ciudad de Kioto. Allí es el responsable de una de las cuatro Casas Jabad que hay en el país. Con la implementación de los warosoku, el rabino busca satisfacer la necesidad de la comunidad judía de tener velas para Jánuca, y a la vez ayudar a la industria local.

Los warosoku son una tradición japonesa, se fabrican hace cientos de años, y a mano, no participan máquinas del proceso. Durante la pandemia, las empresas locales que fabrican estos elementos sufrieron fuertemente las consecuencias económicas. Por eso, cuando un miembro de la comunidad judía en le contó a Grumach de estas velas, no dudó en accionar al respecto.

Estas velas especiales se diferencian de las comunes en que tienen una luz más clara, y también expiden menos humo cuando son encendidas. Además, pueden ser talladas con diferentes formas, y Grumach las encargó para que se parezcan a los tradicionales dreidels y a las sufganiot, típico alimento de Jánuca.

FuenteAurora

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa comunidad judía en Puerto Rico lanza un llamado a iluminar el mundo
Artículo siguienteMarruecos homenajeado en Panamá durante la celebración de la fiesta judía de Janucá