Diario Judío México - “Es la misión de Yad Vashem recopilar material documental en sobre todos los judíos que dieron su vida, que lucharon y se rebelaron contra el enemigo nazi y sus ayudantes. Sus nombres y recuerdos deben ser inmortalizados (….)”, dice la “Hoja de Testimonio”, un formulario de Yad Vashem, el memorial israelí a las víctimas del .

Cualquiera puede descargar el formulario, rellenarlo y enviarlo a . Se preguntan cosas como nombres, lugar de residencia y ocupación, con el fin de preservar la cultura del recuerdo y dar visibilidad a por lo menos algunas de los aproximadamente seis millones de víctimas del .

El 8 de septiembre de 2013, la alemana Marie Sophie Hingst también rellenó el formulario, pero sin atenerse a la verdad. La historiadora de origen irlandés, aseguró que gran parte de su familia murió en el . Sin embargo, según un informe reciente del semanal Spiegel, la historia de esa familia judía había sido inventada.

Hija de un pastor protestante

Según el Spiegel, que investigó los archivos de la ciudad de Stralsund, Hingst procede de una familia protestante. Su abuelo no era, como ella afirmaba, un prisionero en el campo de exterminio de Auschwitz, sino un pastor protestante.

El Spiegel también escribe que no se pudieron encontrar rastros de las otras 21 presuntas victimas del en ningún archivo: ni en bases de datos internacionales, ni en el archivo del Memorial de Auschwitz, ni en el Archivo Federal para las Victimas Judías de la Persecución Nazi en .

Pero durante muchos años, Marie Sophie Hingst difundió su historia familiar inventada de varias maneras: en conferencias de la comunidad judía, en su blog “Read on my dear, read on”, y en entrevistas. El blog contaba últimamente con unos 240.000 lectores habituales. Ahora está desconectado.

Hingst recibió mucho reconocimiento por contar los sufrimientos de sus supuestos antepasados judíos. En 2017 recibió el premio alemán “Blogger del Año”. El “Financial Times” le concedió el premio “Future of Europe” en 2018. También en esta ocasión, Hingst habló de su supuesta familia judía y comparó su destino con el de los refugiados que llegan hoy a las fronteras europeas. Hubo mucho aplauso.

De repente, solo es literatura

La reacción de Marie Sophie Hingst ante las revelaciones fue sorprendente. A través de su abogado, declaró que los textos de su blog “reclaman una considerable libertad artística”. “Se trata de literatura y no de periodismo o historiografía”. Además declaró que, “en ningún momento difundió falsedades sobre su propia historia familiar”. Admitió haber entregado a Yad Vashem una lista de 22 personas, del legado de su abuela, pero afirmó que no la había revisado.

El caso de Marie Sophie Hingst no es el único en el que personas sacaron provecho de la triste historia de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial, ya sea por razones económicas o por sed de atraer la atención. Marie Sophie Hingst no cometió fraude, en el sentido jurídico, en . Pero todos los que han engañado al público han mostrado  falta de respeto y se han burlado de las victimas del .

Fuente Deutsche Welle
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAcoso sexual y laboral en las Universidades Públicas de Costa Rica
Artículo siguienteJaguar Land Rover continúa con buenos resultados
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.