Diario Judío México - Hannah Arendt fue una de los primeros autores en identificar el carácter virulento de las narrativas antisemitas. En Los orígenes del totalitarismo, subrayó cómo se cristalizó el en algunos regímenes totalitarios, especialmente porque su virulencia no fue identificada de inmediato por el público y los llamados hombres iluminados (los individuos responsables de producir conocimiento). Antes del anuncio de la solución final, Hitler se refirió a sí mismo como un profeta mientras describía su plan para devolver a Alemania a su era doraa. Él también tenía un equipo de investigadores responsables de legitimar las teorías de conspiración antisemitas, como la que afirma que los judíos transmiten enfermedades.

A lo largo de la historia, la difusión de teorías de conspiración antisemitas como verdad por parte de oradores de autoridad (sacerdotes, intelectuales) ha sido crucial para legitimar esta ideología extrema y este movimiento se ha modernizado con los medios digitales. Si en el pasado, el lugar autorizado que ocupaban algunos oradores se consagraba a través de medios de comunicación masiva, ahora el cambio de orador ordinario a orador autorizado es más fácil con los sitios de redes sociales. Esas plataformas permiten que cualquiera tenga una cuenta para presentar mensajes como verdad y llegar a un número considerable de seguidores / espectadores. Vale la pena mencionar que, en nuestra sociedad, este número considerable de seguidores / espectadores representa un tipo de poder (las personas con un gran número de seguidores tienen indudablemente más poder para moldear las opiniones de las personas).

Como resultado, hoy no tenemos docenas de personas que legitimen el a través de la producción de teorías de conspiración como verdad. Tenemos un sinnúmero de individuos que lo hacen, lo que aumenta aún más la virulencia de una ideología que prospera durante las crisis, especialmente las crisis que llevan a los individuos a un estado permanente de miedo. Una búsqueda en Twitter de las palabras “judío” y “” del 20 de marzo al 3 de abril de 2020 reveló la existencia de diez tipos diferentes de teorías de conspiración antisemitas que han estado asociando el COVID19 con la comunidad judía.

Tabla1ES-01.png

En los 207 tweets, se culpa a los judíos por la fabricación o la propagación del virus que ya ha matado a más de 100,000 en todo el mundo. Casi el 80% de los tweets antisemitas estaban escritos en la forma de noticias (y en este sentido, como si fueran verdad, no una opinión personal). En otras palabras, 164 tweets fueron escritos de una manera que le da a las teorías de conspiración antisemitas una apariencia de verdad.

Tabla2ES-01.png

Esta tendencia no es una coincidencia. Es una vieja estrategia utilizada para legitimar el que ahora está disponible para cualquier persona con un perfil en las redes sociales. Entre estos tweets antisemitas producidos como verdad, cinco tienen sitios web neonazis como fuente. Tres sitios web neonazis fueron usados como fuente de noticias, y esas páginas no tienen símbolos anti-semitas explícitos. Estos sitios web también fueron construidos para dar al lector una apariencia de verdad. Se parecen a los proveedores de noticias y el hecho de que las personas compartan sus “noticias” en diferentes plataformas refuerza la afirmación de que reproducir teorías de conspiración antisemitas como verdad sigue siendo un paso importante hacia su legitimación.

Cuando los curas usan el mainstream para incitar el odio hacia los judíos

Históricamente, monjes y sacerdotes demonizaron a los judíos y no es ningún secreto que tuvieron un papel importante en la legitimación de la inquisición. La afirmación de que los judíos mataron a Jesús ha sido reproducida por los cristianos durante siglos y la de parece haber sacado a la luz esta narración una vez más como un intento de encontrar un chivo expiatorio a la situación incontrolada que la humanidad ha presenciado en los tiempos actuales.

Entre los 207 tweets analizados, tres mencionaron el video en el que el pastor estadounidense Rick Wiles dice que Dios está propagando el virus en las sinagogas como un castigo por el hecho de que los judíos niegan a Jesús como su hijo. Aunque muchas personas criticaron al pastor por su mensaje antisemita, docenas de personas lo alabaron y retuitaron su video. Una vez más, la apariencia de verdad muestra su atractivo. El video se asemeja a un noticiero y la forma en que el pastor aparece lo coloca en una posición de autoridad, ya que es el principal presentador del programa. Los periodistas están asociados con la verdad. Suelen ser percibidos como mensajeros de la verdad. Si un pastor se presenta como la persona responsable de presentar las noticias, el atractivo de la verdad incrustado en su mensaje se vuelve aún más fuerte en la medida en que combina los tonos proféticos de un pastor (tiene acceso a la “verdad divina”) con la objetividad asociada con periodistas (informa los hechos). Para que la narración fuera aún más convincente, el video se transmitió en vivo en un sitio web llamado TruNews, que presenta mensajes que se refieren a la Covid-19 como mensajes de Dios contra los “enemigos de la cruz”.

Como Adorno había previsto en las décadas antes del internet, el tiene una capacidad impresionante para modernizarse y no se limita a los países europeos. Un pastor brasileño también usó los medios digitales a fines de marzo para asociar a los judíos con la . En el video, subido a You Tube y visto por más de 19,000 personas, Cabo Daciolo dice que tanto cristianos como judíos ven esta epidemia como un signo profético. La diferencia es: los cristianos esperan a Jesús y los judíos esperan a un mesías que es el anticristo. En el video que recibió más de 4,000 me gusta, Cabo Daciolo usó su posición de pastor para legitimar la afirmación de que los judíos están esperando al anticristo. Además de ser pastor, también es político y se postuló para las elecciones brasileñas en 2018.

En solo dos semanas, se difundieron en Twitter diez tipos diferentes de teorías de conspiración antisemitas y se hicieron virales los videos realizados por oradores religiosos que asocian la a los judíos. Y aquí solo estamos hablando de narrativas usando las palabras “judíos” y “”. Aunque es una muestra pequeña, esta observación señala similitudes entre la de Covid-19 y el : ambos eran reales antes de que el público reconociera su existencia; ambos fueron dados por sentados por autoridades, académicos y políticos; ambos se hicieron más fuertes en la oscuridad. La diferencia: la Covid-19 ya ha hecho víctimas. Los efectos de la difusión de las teorías de conspiración antisemitas como verdad durante este momento incierto aún serán sentidos. Sin embargo, todavía tenemos algo de tiempo para prevenir una ola virulenta de ataques antisemitas y, por lo tanto, evitar otro capítulo oscuro en nuestra historia.

FuenteOpen Democracy
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorJaguar Land Rover México anuncian herramienta de vehículos exclusivos en línea
Artículo siguienteLos archivos del Papa Pío XII ¿Darán respuestas a casos como las Fosas Ardeatinas y los judíos de Roma?