Diario Judío México - Uno de cada cuatro europeos tiene creencias antisemitas, y la tendencia va en aumento en los países del este mientras que se mantiene estable en la región occidental, según una encuesta difundida por la Liga Anti-Difamación.

El relevamiento realizado en 14 países europeos, encontró que las actitudes antisemitas prevalecen en Polonia, donde dicho sentimiento aumentó al 48% de la población del 37% en 2015, y Ucrania, donde el incremento fue aún mayor, ya que pasó del 32 al 46%.

Las opiniones antisemitas en Hungría cambiaron poco, pero se mantuvieron altas, aumentando del 40% al 42%.

Los gobiernos de los tres países han sido criticados recientemente por grupos judíos, aunque todos niegan ser antisemitas.

Por ejemplo, la decisión de Ucrania el año pasado de honrar a un líder nacionalista cuyo movimiento se puso del lado de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial atrajo fuertes comentarios del embajador de .

En Hungría, el gobierno nacionalista de Viktor Orban ha sido ampliamente criticado por su campaña contra el financiero judío George Soros.

A principios de 2018, Polonia experimentó una explosión de lenguaje antisemita en la vida pública, expresada en la televisión pública e incluso por funcionarios públicos, después de que el partido conservador y nacionalista aprobara una legislación que prohibía ciertos tipos de discurso del Holocausto, que fue visto en como un intento de blanquear la participación de algunos polacos en la Shoá.

En occidental, el estudio encontró que las opiniones antisemitas eran estables o bajas, con disminuciones en Gran Bretaña, España, Países Bajos, Italia, Alemania y Austria.

Dinamarca experimentó un aumento del 8% con puntos de vista antisemitas al 10%, Bélgica del 21% al 24%, mientras que Francia se mantuvo sin cambios en el 17% y Suecia tuvo la tasa más baja, con el 4%.

Italia y Austria registraron disminuciones significativas, cayendo 11 puntos y 8 puntos porcentuales a 18% y 20% con actitudes antisemitas, respectivamente.

La encuesta, realizada entre el 15 de abril y el 3 de junio con un margen de error de más o menos 4.4%, llega en un momento de creciente preocupación por los ataques antisemitas en .

Pero los hallazgos sobre las actitudes no se correlacionan necesariamente con la violencia, con ataques raros en Hungría y Polonia, por ejemplo, pero aumentaron un 10% el año pasado en Alemania y también un 10% en Gran Bretaña en los primeros seis meses de 2019 según los estudios.

Se centraron principalmente en tropos antisemitas de larga data, como la influencia de los judíos en las finanzas globales y los medios de comunicación, prejuicios que han sido utilizados por los nazis y otros para incitar al odio.

La influencia judía en el mundo de los negocios era una opinión ampliamente utilizada en del Este, con el 72% de los ucranianos, el 71% de los húngaros, el 56% de los polacos y el 50% de los rusos que estaban de acuerdo en que los judíos tienen demasiado poder.

En occidental, la creencia de que los judíos son más leales a que su país de origen fue la opinión antisemita más común, que abarca desde el 32% de los encuestados en Francia hasta el 62% en España.

Casi la mitad de los alemanes y austriacos, 42% y 44%, respectivamente, dijeron que los judíos hablan demasiado sobre lo que les sucedió en el Holocausto, en comparación con el 15% en Suecia y el 18% en Gran Bretaña con esa opinión.

La encuesta encontró que las actitudes de los musulmanes en Bélgica, Francia, Alemania, Italia, España y Gran Bretaña tienden a ser más antisemitas que los países en general.

Al mismo tiempo, eran mucho más propensos a interactuar con judíos y a tener opiniones más altas sobre que los musulmanes en el Medio Oriente y África del Norte.

La encuesta fue parte del estudio del Índice Global 100 de ADL, que también incluyó encuestas en Canadá, Sudáfrica, Argentina y Brasil.