Diario Judío México - Vándalos dañaron un memorial del Holocausto en la ciudad belga de Gante, a unos 50 kilómetros al oeste de Bruselas, en la víspera de una conmemoración de la Kristallnacht (“Noche de los cristales rotos”).

El llamado monumento a Michaël Lustig, en forma de dreidel, se encuentra en la confluencia de un canal principal. Fue arrancado de sus cimientos y dejado de lado.

El monumento, que consiste en un piso de mármol con un peaje de cobre, se instaló en 1998. La obra de arte lleva los nombres de los judíos de Gante que fueron deportados a los campos nazis durante la Segunda Guerra Mundial.
La comunidad judía de Gante fue fundada a fines del siglo XIX y creció entre las dos guerras mundiales.

Hoy en día, solo un pequeño número de judíos viven en la ciudad.