, poeta y ensayista, hija de judíos húngaros, nació en Nueva York en 1943, creció en Long Island y termino sus estudios en la Universidad de Columbia. Ha escrito 12 libros de y varios volúmenes de ensayos sobre . Ha recibido múltiples premios como: Nacional del Libro, de Los Ángeles Times, Pulitzer, Bollingen de la Universidad de Yale, Pen, Medallas de Oro de MIT y La Academia de Artes y Letras; Fellowships de Guggenheim y Rpckefeller; fue nombrada The 12th US Poet Laurate y culmino en la cumbre del Premio Nobel en de 2020, grabando allí su nombre para siempre. Le dieron el premio “Por su voz poética inconfundible que, con su voz austera convierte la existencia individual en universal.”

Muy joven sintió el encanto, la belleza y el misterio de las palabras y empezó a escribir siguiendo su melodía interna.

“Desde el principio del tiempo, en la infancia, creía que el dolor significaba que no era amada, significaba que yo amaba”

Su primer libro, “El Primogénito” se publicó en 1986 y fue reconocido y admirado por la crítica por su control técnico y sus narraciones aisladas sin pretensiones, hacia participar en la vida de los personajes, inventar el fondo y resolver la alegoría.

Louise Glück, Premio Nobel de Literatura 2020 | El Cultural

Sus primeros libros tratan la lucha de amores fracasados, encuentros familiares desastrosos y la desesperación existencial. En sus libros posteriores continúa explorando la agonía del yo. Otro critico juzga que el poder de Gluck está en el distanciamiento del yo lirico como sujeto y objeto y la imposición de una disciplina de desligamiento del material urgentemente subjetivo.

Lleva a los lectores a un viaje interno explorando sus sentimientos más íntimos. Su habilidad para escribir que se entienda se relaciona con una experiencia intensa que surge en su voz poética por su selección cuidadosa de ritmo y repetición lejos de lo coloquial. Su fuerza parece surgir directamente del centro de su ser.

Maravilla su don de crear con una realidad de sueño que al mismo tiempo trata las realidades de sujetos, temas apasionados y emocionantes, no es la voz de profecía social, sino de profecía espiritual. Un tono que pocas mujeres tienen el valor de reclamar.

En 1996 escribió con el ímpetu de la mitología griega con las voces de Odiseo, Penélope, Hades y Persifone, tocando las fuentes de los mitos colectivos e individuales para alimentar su imaginación y luchar con nuestros miedos más antiguos: aislamiento y olvido, la disolución del amor, las lagunas en la memoria, la deformación del cuerpo y la destrucción del espíritu.

Polémica por los derechos de la Premio Nobel Louise Glück en español

Un Mito de Devoción es un poema tomado de Averno, publicado en 2006.

Un Mito de Devoción

Cuando Hades decidió que quería a esa joven

Le construyo un duplicado de la tierra

Todo igual, hasta la pradera

Pero con una cama agregada

Todo igual, inclusive la luz del sol

Porque sería difícil para una joven

Pasar tan rápido de la luz brillante a la completa oscuridad

Gradualmente, pensó, introduciré la noche

Primero como la sombra de hojas revoloteando

Después luna, después estrellas, después luna no, estrellas no

Dejar que Perséfone se acostumbrara despacito

Al final, pensó, encontrara que es tranquilizadora

Una réplica de la tierra

Excepto que aquí habrá amor

¿Qué no todos quieren amor?

Espero muchos anos

Construyendo un mundo, observando

A Persifone en la pradera

Persifone que olía, que gustaba

Si tienes un apetito, pensó, los tienes todos

Que no todos quieren sentir en la noche

El cuerpo amado, brújula, estrella polar

Oír el respirar silencioso que dice

Estoy vivo, eso también significa

Que estas vivo, que me oyes

Estás conmigo. Y cuando uno se voltea, el otro se voltea

Eso fue lo que sintió el Señor de la oscuridad,

Mirando el mundo que había construido

Para Persifone. Nunca cruzo por su mente

Que no habría percibido olores, oler aquí.

Ciertamente no, más comer no

¿Culpa? ¿Terror? ¿El miedo al amor?

Estas cosas no las podía imaginar

Ninguna amante las imagina nunca

Suena, se pregunta cómo llamar a este lugar

Primero piensa: El Nuevo Infierno. Después: El jardín

Al final decide llamarlo Juventud de Persifal

Una luz suave se eleva sobre la pradera

Atrás de la cama. La toma en sus brazos

Quiere decir Te quiero, nada te puede herir

Pero piensa, esto es una mentira y dirá al final

Estas muerta, nada te puede herir

Lo que le parece más prometedor, más verdadero.

Después de dar clases en diferentes universidades, en 2003 Louise Gluck fue nombrada juez de la Serie Yale para Poetas Jóvenes, función que desempeño hasta 2010.

Hoy es Escritora Residente de la Universidad de Yale y profesora, también da clases en la Universidad de Boston.

Vive en Cambridge, Massachusetts.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFestival Maradona, mi primo
Artículo siguienteApoye a MEMRI en el Giving Tuesday
Nació en la Ciudad de México, terminó sus estudios de Filosofía en la UNAM, es Escritora y traductora. Actualemente reside en Israel.