En el marco de los 70 años de relación entre México e Israel, el embajador israelí, Zvi Tal, mantuvo una con Itongadol donde detalló las relaciones actuales entre ambos países y su visión sobre el futuro de las mismas. El embajador, Zvi Tal, explicó que en México hay presente: «Un gran aprecio por lo logrado en el Estado judío en materia del manejo de los recursos hídricos, la agricultura, etc.» Además, agregó que posee una visión «optimista» sobre las relaciones entre México y el Estado de Israel. También mencionó que por décadas, México está respaldando a la causa palestina.

Los detalles más importantes de la a continuación:

-¿Cómo podemos calificar la relación entre Israel y México?

-Estamos festejando 70 años de esta relación. Empezó el 1.º de julio y vamos adelante hasta mayo del año próximo con varios eventos aquí en la ciudad de México, pero también en otras ciudades del país. Y en paralelo, también en Israel con mi colega, el embajador Mauricio Esquemel. Compartimos la misma afición. Obviamente, contar la relación de estas siete décadas, subrayando los momentos emblemáticos. Visitas de presidentes, la visita del primer ministro Netanyahu en 2017. Participaciones de Israel como país invitado en ferias importantes como la Feria Internacional del Libro en Guadalajara. Y también el tema del deporte. Todos se acuerdan de la única participación del equipo nacional de fútbol de Israel en una Copa Mundial, que fue en 1970, aquí en México. Está también la parte de la ayuda humanitaria. La mandamos en 1985 y otra vez en 2017 una delegación de rescate después de los temblores en México. Y un hecho menos conocido: México como proveedor de crudo a Israel en el siglo pasado, decidiendo hacerlo durante el boicot árabe de los años 70´. Y otro evento emblemático fue la firma del tratado de Libro Comercio, que nos respaldó en los intercambios comerciales. Hace dos meses superamos la barrera de los mil millones de dólares en el volumen comercial. Es una relación rica, fructífera, histórica y mirando adelante con un enorme potencial.

-Cuando Israel cumplió sus primeros 70 años de vida, el mundo miraba mucho el conflicto palestino, y a partir del 70 aniversario el mundo cambió. La ciencia, los avances, la tecnología empezó a inundar cada vez los espacios de todos los países del mundo. ¿Qué mirada tiene sobre eso?

-En cuanto a México, abro un paréntesis, lamentablemente tenemos en el ámbito de la ONU los patrones de voto de México en una situación compleja, por décadas, México está respaldando a la causa palestina y salvo durante un periodo del presidente Peña Nieto, son los mismos patrones de voto y aunque tenemos un diálogo muy franco sobre todos los asuntos relacionados a la ONU y a las fotos multilaterales, no hay avances. Siguen votando igual, incluso en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, y eso creó una tensión durante la Operación Militar Guardián de los Muros, cuando apoyaron a esta resolución de crear una nueva comisión de investigación. Tenemos este tema en la mesa y lo enfrentamos, pero nuestra buena relación bilateral no se refleja tanto en estos foros.

-¿Esto se ve reflejado en la vida cotidiana o en la sociedad?

-No, no se percibe. En la sociedad mexicana hay un gran aprecio de la tecnología, la innovación. Hay un gran aprecio por lo que logramos como Estado judío en materia del manejo de los recursos hídricos, la agricultura, etc. Un ejemplo muy concreto es que nuestro dispositivo de riego por goteo Netafim fue adquirido por una empresa mexicana en 2018. Entonces, se asocia a Israel con el desarrollo, con los milagros en el desierto. También necesito subrayar el hecho de que la sociedad mexicana es católica y obviamente el tema de la Tierra Santa es central. Entonces no se percibe el conflicto, pero cuando hay una operación militar o tensiones, sobre todo a través de las agencias de comunicación y prensa, se da una imagen muy superficial de lo que es el conflicto.

-¿Periodistas no judíos cada tanto viajan a Israel y conocen la realidad israelí?

-Lo estamos impulsando para que más periodistas mexicanos conozcan la realidad. Y en ese sentido, hace pocos meses el embajador de México en la ONU viajó a Nueva York y visitó a una delegación de embajadores de Israel en la ONU, y regresó diciendo “ahora entiendo la complejidad de la situación, del conflicto”. A pesar del hecho de que es uno de los más importantes diplomáticos mexicanos, todavía lo sorprendió la complejidad de la situación en Jerusalem, en la Franja de , en el norte de Israel. Nos toca a nosotros invertir muchos esfuerzos para que comprendan, y lo hacemos.

-Quiero hablarle de tres cosas: Por un lado, lo que usted menciona acerca de la ONU, en segundo lugar, una actividad promovida por el Comité Judío Americano (AJC) en la que el Secretario General de la OEA Luis Almagro, tuvo una participación firme con respecto a la mala mirada de algunos países con respecto al conflicto palestino israelí y por último la comunidad tan grande como la de México. ¿Cómo repercuten estas cuestiones en el día a día?

-En cuanto a la comunidad judía de México, soy muy afortunado como embajador de Israel, porque viajé por muchas comunidades, estuve también como diplomático israelí en Bélgica y Francia, con una comunidad muy grande, y no me resulta que haya una comunidad con un interlocutor con el cual se platica de todo como es el caso aquí en México, como es con el Comité Central, que habla por la gran diversidad de comunidades que hay aquí, lo que nos facilita mucho la vida, es una gran ventaja. Además de que están muy involucrados en la realidad israelí y funcionan como un puente entre ambos países y eso nos ayuda mucho para acercar políticos y personas que influyen en la opinión pública en relación con los temas israelíes.

La organización de los países de América Latina es importante, pero hay un enfrentamiento, no tengo otra palabra diplomática para describir la situación entre México y esta organización. Sabemos que el presidente López Obrador ya propuso cambiar el formato de la administración, transformándola en una especie de Unión Europea, poniendo el enfoque más en el tema económico que político, por lo que hay muchas reservas en la administración actual aquí en México. Hay un acercamiento bastante importante entre la administración actual en México y el eje de los países de la izquierda, y es un verdadero desafío para nosotros.

-Independientemente de las cuestiones diplomáticas se observa una importante actividad de la embajada en el día a día, incluso se le puso el nombre de Ben Gurión a una calle, ¿esto es así?

-Exactamente. Fue hace pocas semanas que tuvimos un evento en el cual develamos una placa por los 70 años de relaciones diplomáticas entre México e Israel, en Pachuca, en el Estado de Hidalgo, donde hay una plaza Ben Gurión. Además, recientemente fui Huésped invitado de honor del Estado de Hidalgo, y el gobernador me entregó las llaves del Estado. Otro ejemplo relacionado a los 70 años de relaciones diplomáticas es que trajimos un grupo de mariachis israelíes, que se llama Mariachis Ierushalaim, compuesto de cinco israelíes y tres latinoamericanos, que estuvieron presentes en el evento anual de los mariachis en Guadalajara, en la capital de los mariachis. Tuvimos un evento de moda con tres diseñadores israelíes y tres diseñadores mexicanos. También hay muchos conciertos y eventos gastronómicos planeados y en noviembre se realizará un seminario con arqueólogos mexicanos e israelíes, porque en Israel en la parte norte donde vivió María Magdalena, descubrieron una mikve y una sinagoga, y es un proyecto piloto de la Universidad de la Ciudad de México.

-¿Cómo fue el intercambio y la ayuda de Israel en la época de la pandemia, en el caso de que haya existido? Por otro lado, 75 aniversario del Estado de Israel, esto quiere decir futuro a la actividad de Israel en México.

Durante la pandemia se acercaron desde la presidencia, para solicitarme una cita virtual, el ministro de salud, Hugo López-Gatell y el ministro de salud israelí, para organizar un encuentro donde intercambiaron ideas por Zoom desde el hospital de Jerusalem. Decenas de médicos en hospitales de México con representantes de entidades gubernamentales, etc. También hicimos entregas de equipos de protección a médicos e instituciones en siete estados de México, por lo que, más de cien mil mexicanos disfrutaron de esta asistencia humanitaria. En cuanto al futuro, tenemos planeado festejar estos 75 años con muchos amigos mexicanos, por lo cual soy optimista sobre las relaciones entre México e Israel.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl odio
Artículo siguienteAlertan de alarmante aumento de ataques a judíos en últimos 2 años en Florida