Hatikva y su historia; ¿qué nos deja Astridh y KKL México para los jóvenes de la comunidad?

    0
    293

    Duración: 10:50 Minutos Fecha: May 19, 2014

      No podía ser un simple Himno, a todos les arranca una lágrima con solo escucharlo, la piel se pone chinita, y para judíos y no judíos oír este himno representa algo emotivo con solo sentir sus notas y saber su letra.

      Pero atrás de este himno hay una gran historia, como la de todo el pueblo judío, y que transmite un mensaje muy especial a toda la Comunidad judía.

      Pero ¿Cómo llego el Hatikva a ser considerado el Himno de Israel? y ¿por qué no es el himno nacional "Oficial" del Estado de Israel un cuando es la canción más representativa de ESPERANZA del pueblo Judío?

      Muy cerca estuvo que el Himno de Israel se se cambiara Jerushalaim shel Zahav, Jerusalem de Oro, y no podemos dejar pasar que en pasado de la orquestación del Hatikva fue realizado por un colaborador Nazi Juzgado y encontrado culpable de crímenes contra el pueblo Judío, lo que provoco este arreglo fuera prohibido hasta que un gran director dio los motivos para que esta interpretación fuera la más reconocida y utilizada "Oficialmente".

      Todo en una interesante platica de Astridh Baltsan traída a México por el KKL en un evento para todos los jóvenes de la Comunidad Judía de México.

      SIN COMENTARIOS

      Deja tu Comentario

      A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

      A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.