Jaye Galicot, colaboradora y amiga de Diariojudio, importante Juez y conferencista magistral de la FINAL DE ENACTUS 2022

“Si quieres alcanzar lo imposible, debes intentar lo absurdo”

Jaye Galicot

Aguascalientes fue elegido como la sede de la final de la prestigiada competencia nacional ENACTUS 2022

El evento reunió a más de 2,500 estudiantes universitarios que están a cargo de un total de 70 proyectos que fueron elegidos en fases previas para llegar a la final, haciendo énfasis en que el ganador  representara a nuestro país en una competencia internacional, a efectuarse en San Juan de Puerto Rico, del 29 de octubre al 2 de noviembre del presente año.

Los 70 proyectos que serán presentados en Aguascalientes están enfocados en resolver alguna de las problemáticas relacionadas con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de la que ENACTUS es socio por medio del Pacto Mundial.

Se integró un importante Jurado Calificador conformado por empresarios y ejecutivos de las empresas más reconocidas de México y que forman parte de ENACTUS: Bimbo, Walmart, KPMG, FEMSA, Coca Cola, Cargill, Unilever, KidZania, Rich´s, Ford, Mabe, BBVA, BIC, Human Retail, y Guntner, principalmente.

Entre estos jurados podemos destacar a nuestra amiga y colaboradora de Diariojudio Jaye Galicot asi como Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios y presidente del Grupo Kaluz.-Paula Griglione, directora general de BIC México y Ecuador, -Manuel Alejandro González, secretario de Desarrollo Económico del Estado entre otras

Jaye Galicot, que ademas de ser invitada como integrante del jurado, también brindo una interesante conferencia magistral y fue parte de un panel de discusión sobre la tematica de Sustentabilidad, y liderazgo
Jeye brindo un muy emotivo mensaje a los mas de 2500 jóvenes
semifinalistas que presentaron los mejores proyectos de México en la competencia final donde estuvieron presentes infinidad de incluyendo el Gobernador del Estado 

En una agenda de intercambio, aprendizaje y motivación, los asistentes fueron testigos de la gran labor de los estudiantes – empresarios sociales – en una reñida competencia, en la que los finalistas defendieron sus proyectos.

ENACTUS, cuyo presidente del Consejo es Juan Servitje, está conformado por 465 universidades, tanto públicas como privadas, que se encuentran establecidas en todos los estados del país, y que aglutinan a más de 60 mil estudiantes, además de hacer énfasis en que tienen representación en 35 países (cuentan con oficinas en los cinco continentes), y tienen 550 socios corporativos, siendo su vocación contribuir con el emprendimiento universitario para la activación económica de forma sustentable e inclusiva.

En el  concurso internacional, donde competirá el proyecto ganador de México, es un laboratorio donde Enactus World Cup comparte conocimientos, impulsa la innovación e impulsa el impacto global.
Las competencias finales están clasificadas desde más de 37,000 estudiantes universitarios hasta los equipos campeones nacionales de más de 32 países.

Cada equipo presenta sus proyectos de acción empresarial que no solo marcan la diferencia en el mundo, sino que tienen el impulso para crear nuevas carreras, impulsar la innovación empresarial y brindar energía fresca para el impacto social

Así mismo podemos comentar que la Secretaría de Desarrollo Económico ha destacado la labor que realizan en ENACTUS de respaldar los proyectos que realizan los jóvenes en materia educativa y ambiental, pues han decidido apoyar el espíritu emprende

Fue el  gobernador del estado, Martín Orozco Sandoval, presenta en la a final del encuentro Enactus 2022 quien hizo entrega del premio al equipo ganador, la empresa Bagasus del Tec NM Oaxaca, quienes serán representantes de Enactus México en el encuentro internacional que se realizará en Puerto Rico.

El mandatario detalló que en este evento se reunieron miles de jóvenes procedentes de distintas partes del país para presentar los resultados de sus negocios sociales con impacto en las comunidades y sustentabilidad de México.

Orozco Sandoval reconoció el trabajo que realizaron las y los jóvenes para crear proyectos emprendedores donde sean sensibles y competitivos, comprometidos con las causas sociales para mejorar la calidad de vida de la sociedad. Cabe mencionar que en segundo lugar fueron estudiantes de la Benemérita Universidad de Puebla, en el tercero el Tec de Monterrey CCM y en el cuarto el Instituto Tecnológico de Sonora.

A continuación les compartimos el discurso y mensaje de Jaye Galicot para todos los participantes de ENACTUS

Enactus México

Si quieres alcanzar lo imposible, debes intentar lo absurdo

Jaye Galicot

Es para mí un placer encontrarme el día de hoy ante todos ustedes, en especial dirigirme a nuestros queridos enacters, quienes con sus sueños y su emprendimiento mantienen viva esta iniciativa y nos hacen creer en un futuro promisorio. Siempre han sido las nuevas generaciones las catalizadoras del cambio, a lo largo de la historia ha sido así, y es positivo, pues gracias a esa fuerza vital la humanidad se ha mantenido de pie sin importar las circunstancias.

Formar parte de la red Enactus, es un privilegio, como lo es estudiar una carrera empresarial y tener la seguridad de que el trabajo constante y arduo rendirá frutos, saber que con disciplina y liderazgo tenemos la oportunidad de mejorar la vida propia y la de los otros y que sin importar los retos que se presenten, siempre habrá quien esté dispuesto a enfrentarlos.

Felicito a tutores, empresas y organizadores, a las mujeres y hombres implicados en la red que confían en el poder de la juventud y que se comprometen responsablemente.

Me propongo reflexionar junto con ustedes en torno a tres realidades en las que se sitúa esta competencia nacional, sabiendo que, en unos 20 años serán ustedes quienes estarán aquí y tendrán que rendir cuentas ante las nuevas generaciones.

La primera realidad es que el pasado importa. En nuestros días nos parece lógico decir que el crecimiento económico debe considerar el impacto social y ambiental, pero no siempre ha sido así: llegar a este punto supuso una larga historia de tensiones que puso a prueba modelos teóricos diversos.

Ni capitalismo ni comunismo contaban con una agenda ambiental, y los temas sociales, si existían en la agenda, eran vistos con el lente nacional sin tener en cuenta las condiciones de la globalidad. Cuando terminó la Guerra Fría y cayó el llamado bloque comunista, el crecimiento se recrudeció y fue ahí cuando surgieron diversos teóricos que comenzaron a cuestionarse cómo crecer aprovechando la tecnología, la democracia y la globalización, sin que esto significara la destrucción del medioambiente, la marginación ni la destrucción de la diversidad cultural.

La pandemia reciente es uno de los mayores retos que hemos enfrentado: a causa de ella, las esferas sociales se trastocaron: el sistema de salud colapsó en muchos países, pero encontró los medios para salir adelante.

La segunda realidad es que el presente es fugaz y plantea responsabilidades. Debemos admitir que el sentido de la sustentabilidad y la responsabilidad social corporativa son los fundamentos del crecimiento. A lo largo de mi vida he sido testigo de cómo ambos aspectos han ido cobrando cada vez mayor prevalencia, conduciendo a la cultura empresarial por un horizonte de compromisos colectivos. Quiero hacer hincapié en un acontecimiento clave: el crecimiento que no considera el deterioro ambiental es problemático y sus consecuencias nos están alcanzando. Hoy en día es muy común hablar de sustentabilidad, pero no lo es tanto generar acciones capaces de proyectar transformaciones profundas y de largo aliento. El desarrollo sustentable es mucho más que una moda: se trata de emplear los recursos de manera inteligente y eliminar la profunda brecha de la desigualdad en todo el globo; de combatir la pobreza y la violencia; de luchar contra el rezago educativo y la falta de acceso a servicios básicos; de construir la paz. Se trata de tomar el poder, de identificar las medidas que han sido insuficientes o paliativas y crear otras nuevas. La sustentabilidad se basa en la actividad empresarial.

En el pasado, la empresa era peligrosa y hasta desarticuladora para las comunidades locales. Antes de que se reconociera la importancia de generar valor compartido, el crecimiento económico no establecía compromisos con las comunidades, ni a nivel social ni ambiental. Esta falta de responsabilidad resultaba en el desplazamiento forzado, el recrudecimiento de las condiciones de vida, el ensanchamiento de la brecha de la desigualdad, la destrucción de los recursos y el aumento de la violencia. A nivel internacional, se han tomado medidas para corregir la relación del crecimiento económico con las comunidades, tomando en cuenta sus necesidades específicas. Hoy las empresas socialmente responsables, reconocen que incentivar el crecimiento local beneficia a todos, que garantizar servicios básicos, impulsar obras de infraestructura, educación, sustentabilidad ambiental, entre otras, es positivo tanto para las empresas como para la población.

Las empresas están generando este cambio gracias al esfuerzo de quienes trabajan día con día en ellas, el liderazgo de sus miembros se ha convertido en una guía responsable, que, para plantear cualquier proyecto, considera siempre su impacto ambiental y las transformaciones sociales que puede provocar. Mientras los gobiernos siguen discutiendo el cambio climático y decidiendo qué acciones tomar, las empresas ya están trabajando, están haciendo su parte y aportando su grano de arena a la enorme playa de la supervivencia humana.

Gracias a las ideas innovadoras, hoy podemos hablar de emprendimiento con perspectiva social, queremos que el crecimiento considere a los desfavorecidos, que nivele la balanza de la desigualdad y que contribuya a resolver las problemáticas estructurales. Por eso es significativo que Enactus funcione como una red: tenemos mucho más que un objetivo común, entendemos que estamos íntimamente relacionados, que, si crece uno, crecemos todos, y que independientemente de los ganadores formales de esta competencia, todos triunfamos estando aquí, pues la humanidad es una y el mundo es nuestro hogar.

La tercera realidad en la que quiero reparar es en el poder de la juventud para trazar el futuro. El espíritu creador de las juventudes y su fuerza transformadora es inspirador. Como ya lo he señalado, el panorama plantea numerosos retos, transitar por él no será sencillo. Es preciso admitir que los retos existen y que debemos superarlos, que esos retos pondrán a prueba a las nuevas generaciones y que, aunque la mayoría de ellos se enraízan en la larga duración, los jóvenes necesitan tomar las riendas del futuro, pues ese futuro les pertenece.

—— SEGUNDA PARTE

Ante esta realidad que planteaba en mi intervención anterior, podemos enfrentar los retos mediante dos perspectivas. Una de ellas es la del derrotismo, pensar que hay poco o nada que hacer, que la responsabilidad siempre es de alguien más y que sólo algo suprahumano puede cambiar el mundo: la antigua perspectiva milenarista y mesiánica que lanza la acción siempre afuera de uno mismo. Esa perspectiva no construye, desarticula; no soluciona, genera problemas; no ayuda, empobrece. Los grandes líderes no pueden darse el lujo de sostener esa perspectiva, es antinatural a su personalidad. Las mentes creativas, las que construyen el porvenir, mentes como las de todos ustedes, ven en cada reto una oportunidad, encuentran en los obstáculos el impulso para triunfar, para crear un mundo nuevo pensando fuera de la caja y poniendo a prueba otros paradigmas. Las mentes responsables no culpan, solucionan. Producen nuevas teorías, implementan modelos, generan oportunidades nunca antes vistas. La otra perspectiva es la de un futuro promisorio, la de un planeta reconstruido, la de un crecimiento justo: la juventud debe aferrarse a esta perspectiva. Recuerden lo que decía el poeta Oliver Wendell Holmes: “La mente se estira por una nueva idea o sensación, y nunca se contrae de nuevo a sus antiguas dimensiones.”

Las juventudes son por definición transgresoras. Lo sabemos porque también hemos sido jóvenes, porque entendemos ese impulso de construir el porvenir. Empresarios, tutores, organizadores, todos los que estamos aquí, vemos con entusiasmo cómo cada uno de ustedes, estudiantes, se hallan tomando la responsabilidad en sus manos, involucrándose en las problemáticas, generando acciones, innovando y creando. Es inspirador saber que, en esta competencia nacional, están las y los mejores, y que en sus manos estamos confiando el futuro de la humanidad. Su labor además de ser creativa es ejecutiva, están obligados a cambiar la realidad. Se están formando como líderes, deberán guiar a sus comunidades y sociedad con base en todo lo que han aprendido, pues un día serán ustedes quienes se encontrarán del lado del jurado, alguno de sus rostros nos sustituirá frente a las nuevas generaciones diciéndoles cuanto esperan de ellas y cuán orgullosos se sienten de atestiguar su compromiso.

Pero, ante todo, siempre recuerden que su labor con la reconstrucción del mundo es un disfrute, la vida vale la pena precisamente porque es un todo, piensen que hasta el tiempo de las estrellas es finito y el de los seres humanos es todavía más corto. Por eso es preciso que construyan activamente y aprovechen cada instante.

Los jóvenes siempre deben tener presente el valor de la familia. La familia, sin importar su tipo, está compuesta por los seres que queremos, los que son nuestro impulso y motivación. Hoy todos ustedes están aquí gracias a que han contado con el apoyo de las personas a quienes les importan. Es por ellas por quienes trabajamos, creamos, innovamos, por quienes nos comprometemos. Es por las personas que vienen: muchos de ustedes serán padres y madres, serán o son tíos, quizá abuelos. Querrán que sus seres queridos hereden la mejor versión posible de nuestro planeta.

Quiero recapitular sobre las tres realidades sobre las que hemos reflexionado: la primera, que el pasado importa; la segunda que el presente es fugaz y plantea responsabilidades; y la tercera, que la juventud tiene el poder de trazar el futuro. Como ustedes pueden notar, se trata de una visión del tiempo, donde el presente, el pasado y el futuro están imbricados y tienen sentido porque dependen uno de otro. El pasado admitió que había un reto, el presente está creando soluciones y el futuro espera su implementación. Ser parte de Enactus, significa que ustedes tienen un compromiso con el porvenir de la humanidad y que este compromiso vale la pena gracias a su experiencia personal, a su círculo de seres queridos, a las problemáticas cotidianas en las que se involucran. En sus proyectos no han enfrentado todos los problemas del mundo, es imposible, pero se han comprometido seriamente con algunos y a través de esas acciones ya están cambiando el mundo.

Termino felicitándoles por estar aquí. Quiero que estén convencidos de que todas y todos son importantes, cada uno de ustedes es indispensable, cada acción, por pequeña que la crean, tiene una trascendencia indiscutible. Les deseo todo el éxito posible, hoy y siempre, y, sobre todo, les invito a que sigan trabajando por el futuro, cada día, en cada cosa que hagan, en cada decisión que tomen. Confíen en su creatividad, transgredan el orden tradicional, cuiden su mente y déjenla fluir, pues como dijo Cervantes, “si quieres alcanzar lo imposible, debes intentar lo absurdo”.

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl Rabino Israel Lieber designado Rabino Mayor y permanente de la comunidad ortodoxa Ohr Chaim
Artículo siguienteModern Gossip Hurts The Perpetrator As Well As The Victim