Galería de Fotos

«Regresar · Retrato de una comunidad judía diferente

Exposición de la inmigración judía ruso parlante a Alemania se presenta en México en el museo Tuvie Maizel del Holocausto de la Comunidad judía ashkenaz de México mas en diariojudio Museo Histórico Judío y del Holocausto (Tuvie Maizel) Calle Acapulco 70 Col. Condesa / C.P. 06140 / Ciudad de México Tel: 01 55 5211 6908 A partir de la caída de la Cortina de Hierro (1989-1990), aproximadamente un cuarto de millón de inmigrantes judeorusos arribó a Alemania como parte de los llamados “refugiados de contingencia”. El resultado de esta inmigración ha representado una transformación sustancial de la comunidad judía de Alemania. Actualmente, la comunidad judía de Alemania está integrada por cerca de 110,000 personas, de las cuales alrededor de 90,000 poseen raíces lingüísticas rusas. Por ello, la inclusión social, laboral y lingüística de este grupo no siempre ha resultado sencilla, como tampoco su integración a las comunidades judías locales. Debido a las políticas religiosas y culturales mantenidas en la ex Unión Soviética (ex URSS), muchos inmigrantes carecen o tienen muy pocos conocimientos sobre la religión y la historia judías; sus necesidades y deseos tienden a diferir de las perspectivas que, a este respecto, poseen los miembros más antiguos de la comunidad; y, ante todo, tienen la esperanza de construir un futuro que les brinde mayores posibilidades de bienestar. Sin embargo, a pesar de las grandes dificultades, la afluencia de inmigrantes ha representado una renovación para la vida de los judíos en Alemania. Michael Kerstgens en 1992 inició su extensa documentación fotográfica sobre la vida de los judíos en Alemania. Con el paso del tiempo, la inmigración de judíos de la ex URSS se convertiría en el tema central de su obra. Kerstgens es uno de los pocos fotógrafos que documentaron, intensiva y extensamente, la inmigración de judíos ruso parlantes a Alemania. Sus imágenes brindan un acercamiento visual de primera mano a un proceso de desarrollo que todavía no finaliza y cuyo desenlace aún es incierto. La serie dedicada a esta inmigración forma parte de una colección del Museo Judío de Berlín y está integrada por 162 imágenes en blanco y negro, de las cuales esta muestra incluye cerca de 40 reproducciones de las fotografías originales.