Desde que los resultados electorales en Europa [vea aquí todos los resultados de las elecciones europeas] han visto la luz hay una palabra que se emplea de forma casi unánime para calificar lo que ha sucedido en el nuevo mapa europeo: «terremoto».

Los partidos que rechazan abiertamente la integración comunitaria, llamados genéricamente euroescépticos, han logrado un considerable avance con la ultraderecha a la cabeza, que se ha situado como primera fuerza en países como Francia, Reino Unido o Dinamarca con registros históricos, según datos del recuento todavía provisional del Parlamento Europeo.

Las primeras alarmas saltaron cuando se supo que, por primera vez en la historia de Francia en unos comicios nacionales, el Frente Nacional (FN) se convirtió en la formación más votada del país con casi el 25%, lo que le daría 24 escaños.

El caso francés no ha sido algo aislado siendo, por centrarnos en un país, muy representativo lo que ha sucedido en Alemania. Allí el ultraderechista Partido Nacional Democrático Alemán (NPD), que aglutina a los colectivos neonazis del país, contará por primera vez con un escaño en el Parlamento Europeo, una sorpresa ante la que han guardado silencio las principales formaciones políticas y los medios del país.

Silencio en

«Es una mala señal la victoria del Frente Nacional en Francia, y, para mí, es un horror que el NPD haya conseguido un representante para el Parlamento Europeo por Alemania», manifestó en declaraciones al canal n-tv el ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, uno de los pocos que se ha pronunciado en público.

El NPD logró con un discurso antieuropeo y xenófobo reunir cerca de 300.000 votos (el 1%). Eso sí, una cifra inferior que en las últimas legislativas alemanas. Sin embargo, sí se benefició de la sentencia del Tribunal Constitucional que derogó la barrera mínima de apoyos que hasta ahora debían conseguir los partidos para entrara en la Eurocámara.

Su cabeza de lista, Udo Voigt, jefe de la formación desde 1996 a 2011, fue condenado por un tribunal de Berlín en 2012 por incitación al odio racial y glorificación del a una multa de 1.000 euros y a una pena de diez meses de cárcel.

Evitó la cárcel y ahora se sentará por primera vez en la Cámara de Estrasburgo, mientras su partido, ahogado por las deudas, afronta la demanda de ilegalización que presentó la Cámara Alta (Bundesrat) ante el Constitucional alemán.

Partidos minoritarios

Además del NDP, hasta seis partidos minoritarios alcanzaron ayer los votos necesarios para obtener por vez primera un representante en el PE.

Entre ellos se cuentan los Piratas, los Votantes Libres, el Partido por la Protección de los Animales, el Partido de la Familia o el Partido Ecológico-Democrático.

También tendrá un representante en Estrasburgo «Die Partei» -El Partido-, formación satírica liderada por Martin Sonneborn, antiguo director de la revista humorística «Titanic», que consiguió el 0,6% de los votos.

«Die Partei» se presentaba a los comicios europeos con un programa en el que, por ejemplo, destacaban propuestas como la construcción de un muro alrededor de Suiza o la restricción del derecho a voto a personas entre 12 y 52 años.

En declaraciones a la Agencia Alemana de Noticias (dpa), Sonneborn manifestó su intención de permanecer en el puesto tan sólo un mes, antes de dejar el escaño a otro miembro del partido que permanecerá el mismo tiempo, con el objetivo de que el mayor número de compañeros puedan disfrutar el sueldo de europarlamentario.

«Trataremos de dimitir mensualmente para colar a unos sesenta miembros del partido. Eso significa que cada uno de esos miembros podrá estar un mes en Bruselas por 33.000 euros y después dimitir y recibir durante 6 meses una compensación» explicó el líder de «Die Partei».

«Ordeñaremos a la Unión Europea como a un pequeño estado del sur de Europa», añadió.

2 COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorKeren Kayemet LeIsrael organizó un Shavuot interescolar en el Atid
Artículo siguienteSe solicitan donadores de sangre A- para el Sr. Wener Pruefer
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.