Esta semana, dos comunidades judías del sur de han recibido cartas antisemitas amenazantes. También se envió una carta al alcalde de una de las ciudades.

Los incidentes están siendo investigados por la policía.

El miércoles se envió una carta manuscrita al alcalde de Béziers, conocido por su buena relación con la comunidad judía local. La carta amenazaba a la sinagoga, así como al alcalde Robert Ménard y a su esposa, que es diputada. El autor de la carta dijo que quería hacer “más carnicería que el Bataclan”, informó Good Word News.

En noviembre de 2015, se produjo un tiroteo masivo y una toma de rehenes en el teatro Bataclan de París, como parte de una serie de ataques terroristas coordinados. Los terroristas mataron a 90 personas en el teatro e hirieron a muchas más.

Ménard publicó en las redes sociales la carta dirigida a la comunidad judía y que contenía amenazas de muerte contra él y su esposa.

“Esta es la carta de amenaza recibida ayer por la mañana en la sinagoga de Béziers. Esto es lo que cuesta a los cargos electos de derechas estar siempre al lado de la comunidad judía frente al antisemitismo. La comunidad judía de Béziers, Emmanuelle y yo presentamos una denuncia”, tuiteó.

En la carta, el autor llamó a los judíos “parásitos” y un “cáncer de la humanidad”.

“Estoy muy armado”, escribió, afirmando que había comprado “dos Kalashnikov” y munición “expresamente para vosotros”.

Y continuó: “Esperaré a que las sinagogas estén llenas de alimañas, para hacer más carnicería que el Bataclan”.

Dijo que vería a su “querido amigo Ménard, a su mujer, a sus consejeros” y que “vaciaría su cargador” contra ellos.

Firmó su carta: “Hasta pronto, amigos”.

France Bleu informó que las sinagogas de Béziers y La Grande-Motte también recibieron cartas amenazantes similares esta semana.

En una entrevista con los medios de comunicación locales, el jefe de la comunidad judía de Béziers, Maurice Abitbol, dijo que nunca antes había recibido una carta tan “violenta y explícita”.

Añadió que la carta estaba firmada y dirigida por una persona “de la región”.

Agradeció a “la policía, la prefectura (y) también a los líderes religiosos de las comunidades musulmana y cristiana el apoyo prestado en las últimas horas”.