Diario Judío México - La selección israelí ha comenzado dejando muy buenas sensaciones, en los dos primeros encuentros oficiales de clasificación para la próxima Eurocopa. Englobada en el Grupo G junto a Polonia, Macedonia, Eslovenia, Austria y Letonia, deberá mostrar un gran nivel en cada choque, como ha hecho hasta el momento, para poder clasificarse de forma directa para la próxima edición de la Eurocopa, que se celebrará allá por el año 2020.

La fase de clasificación comenzaba, con un difícil compromiso ante la Eslovenia del mejor portero del mundo, Jan Oblak. El muro esloveno no fue suficiente para frenar a la selección de Andreas Herzog, quien ha tenido como hombre franquicia en estos dos primeros partidos a Eran Zahavi. El centrocampista ha sido una de las sensaciones en estos dos primeros choques de clasificación, y gracias a un gol suyo, su selección obtuvo un empate muy valioso ante una de las favoritas a estar en la fase final del torneo.

El recital de Zahavi no solo se produjo en el partido ante Eslovenia. En el segundo envite ante Austria, consiguió un hat trick para dejar en nada el doblete conseguido por Marko Arnautović para los austriacos. El resultado final, 4-2 pone bien a las claras que el combinado israelí va muy enserio de cara a la clasificación, y con estos dos partidos en su territorio reafirma la idea, de que será muy complicado que los combinados visitantes puedan llevarse los tres puntos de Oriente Próximo.

Este grupo G, tendrá partidos que dilucidarán el futuro de muchas escuadras de cara a sus aspiraciones, y aunque ha tenido un buen inicio en estos dos partidos, no debe confiarse ni mucho menos. Selecciones como la Polonia de Robert Lewandonski, parte como clara favorita a liderar este grupo de acuerdo con las cuotas elaboradas por www.betway.cl , pero hay una segunda posición en discordia que también otorga el billete directo de clasificación, para la fase final del torneo de selecciones por excelencia a nivel europeo.

Otros combinados como Macedonia o Letonia, parten como cenicientas de esta conjunción de seis escuadras, y no deben ser rivales para combinados como Polonia, o Eslovenia. Entre esta terna de tres equipos deben salir, sobre el papel, los dos equipos que disputen la fase final. Eran Zahavi, deberá seguir demostrando el nivel de los dos primeros choques, para poder tener aspiraciones reales de superar a dos conjuntos, que, sobre el papel, tienen mejores jugadores individuales que el organigrama de Andreas Herzog.

Polonia, con uno de los mejores delanteros a nivel mundial como el “killer” Lewandonski, y Eslovenia con el mejor arquero del mundo, Oblak, sustentan dos de las parcelas más determinantes del mundial en cualquier selección, que permiten conseguir los objetivos marcados por su maestro de orquesta.

tiene muchas posibilidades de clasificación. El camino no será fácil, y deberá mostrar el mismo nivel fuera de su país que en casa, para así poder llenar de ilusión a todos sus compatriotas.

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorPaz y compleción
Artículo siguienteEl tratamiento quiropráctico manipulativo
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.