Diario Judío México - Josephine Gillan, quien alcanzó la fama interpretando a ‘Marei’ en la serie Game of Thrones, acusó a los servicios sociales de de llevarse a su bebé de ocho meses mientras ella se recuperaba de depresión posparto.

Gillan, en sus redes sociales, explicó que su hija estaba a cargo de una de sus amigas cuando el personal de Servicios Sociales de ese país se la llevó con otra familia.

Un video subido por la actriz mostró a su hija, Gloria, cuando era retirada de la casa de la amiga por los servicios sociales, mientras era escoltada por dos hombres uniformados.

No tengo permitido verla ni tener contacto con ella. No tengo idea de dónde está. Es absolutamente indignante, no he hecho nada malo y mi amiga tampoco”

De acuerdo con el Daily Mail, Gillan viajó a Reino Unido sin la bebé, ya que la obligaron a tomar terapia, pero poco tiempo después las autoridades del país decidieron tomar la custodia de la niña.

Nada más que enfermos #trabajadores sociales #servicios sociales tratando de arruinar vidas y separar a un bebé de su madre, que no ha hecho nada malo! ¡Secuestraron a mi bebé!”, escribió la británica que interpretó a Marei, una prostituta en la serie Game of Thrones.

Lo que hicieron los Servicios Sociales israelíes es ilegal y estoy luchando por recuperarla, desafortunadamente los costos legales son altos y no puedo pagar a un buen abogado, pero vale la pena para que mi bebé tenga la oportunidad de tener la felicidad y amor que se merece”, indicó.

En ese sentido, solicitó donaciones para recaudar fondos “y traerla de regreso a casa en donde está segura, ningún niño debería estar sin sus padres”

De acuerdo al Daily Mail, antes de aparecer en la serie, Gillan trabajaba como sexoservidora y en videos porno. P

En 2016, indico que Game Of Thrones, la serie le cambió la vida al darle vida, irónicamente, a una prostituta. Además, ha revelado que de niña sufrió abusos.

Game Of Thrones la salvó de la prostitución y las drogas

Josephine Gillan ha declarado en entrevistas previas que la serie de ficción fue una salvación para ella, ya que su vida había caído de mal en peor tras sufrir abuso sexual cuando era niña..

“Game of Thrones me salvó de una vida de prostitución, y me ha hecho una persona mucho más fuerte. Estaba trabajando como prostituta y, al mismo tiempo, trabajando en películas para adultos, usando el nombre Sophie O’Brien, cuando vi un anuncio para actrices en cine. Estaban buscando a mujeres jóvenes con busto natural y sin tatuajes, a quienes no les importara ser filmadas desnudas”.