Israel comenzó a implementar hoy un programa piloto de utilización de brazaletes electrónicos para monitorear que quienes llegan del exterior cumplan con la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Los pasajeros que llegan al aeropuerto Ben-Gurión tienen la opción de ponerse en cuarentena en casa con un brazalete electrónico, en lugar de aislarse en los hoteles estatales.

El programa piloto incluirá alrededor de 100 personas. Las pulseras controlarán su ubicación para asegurarse de que se adhieran a las pautas del Ministerio de Salud durante su período de cuarentena de dos semanas.

Según la emisora pública de Kan, se pide un depósito de 1.500 NIS (453 dólares) para recibir el brazalete electrónico.

Ordan Trabelsi, presidente y director general de la empresa de ciberseguridad SuperCom, aseguró que los brazaletes que desarrolla su compañía ofrecen “libertad” puesto que “dan la oportunidad de volver casa” en lugar de alojarse en hoteles.

El director general de SuperCom subrayó que la única información que necesitan para hacer funcionar el sistema es una dirección y un número de serie de la pulsera. “No tomamos ninguna información personal del usuario, lo único que estamos identificando es si una determinada pulsera está en el domicilio donde se supone que está”, explicó al Jerusalem Post.

Para aquellos que decidan hacer la cuarentena en casa con el brazalete, la información real que se controla es muy limitada. “Si una persona decide salir de su casa, está rompiendo la cuarentena, pero nadie la está rastreando. Lo único que sabemos es que la pulsera no está donde se supone que debe estar”, aclaró.

Según el director general, el sistema no sólo resuelve el problema de la falta de personal en la policía, sino que también permite al gobierno ahorrar dinero a los contribuyentes. “El gobierno gasta unos 600 NIS (180 dólares, aproximadamente) por persona y día en hoteles de cuarentena, nuestra solución es mucho más barata”, destacó.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorJCPA acusa de antisemitismo a Frontier Airlines en EE.UU., tras expulsar a pareja ortodoxa porque su bebé iba sin mascarilla
Artículo siguienteDescanse en paz la Sra. Emilia Cheja Chaya de Hajar Z”L
La Agencia Judía de Noticias durante 10 años fue la principal fuente de información sobre Israel y la política comunitaria. Sus notas y entrevistas fueron levantadas por los principales medios y agencias periodísticas del mundo. Luego de haber cumplido una década desde su creación, cambió su nombre a Agencia AJN y se lanzó a una nueva etapa de expansión internacional, para ser líder en la producción de noticias de Medio Oriente en español con base en Buenos Aires. La Agencia AJN refleja permanentemente las relaciones diplomáticas, intercambios comerciales y convenios entre Israel y Latinoamérica. Además, promueve la búsqueda de justicia por el atentado a la AMIA y a la embajada de Israel en Buenos Aires; impulsa el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman y condena todo acto de terrorismo en el mundo. Conformada por un importante equipo de redactores, cronistas y corresponsales, la Agencia AJN ofrece el mayor nivel de profesionalismo para el tratamiento de la información. Director: Daniel Berliner. Desde hace tiempo contamos con Isaac Ajzen como representante y corresponsal de la Agencia Ajn en México.