La escritora sudafricana Nadine Gordimer, premio Nobel de Literatura en 1991 y una de las voces más poderosas en la lucha contra el apartheid, falleció el domingo a los 90 años, indicó el lunes el gabinete de abogados Edward Nathan Sonnerbergs.

falleció apaciblemente mientras dormía, en su residencia de Johannesburgo, precisó la firma en un comunicado de la familia.

Esta mujer calurosa, de la comunidad anglófona blanca, desbordante de amor por su tierra, encarnaba la conciencia literaria sudafricana.

Nacida el 20 de noviembre de 1923, de un padre judío lituano y de una madre cristiana inglesa, Nadine Gordiner vivió una infancia conformista en el medio pequeñoburgués de Springs, ciudad minera de las afueras de Johannesburgo.

Comenzó a escribir a los 15 años. La necesidad de arraigar a sus personajes en su contexto la llevará a interesarse en el orden social sudafricano, descubriendo la segregación racial.

Escritora de lengua inglesa, se hizo conocer publicando cuentos en revistas norteamericanas, reunidos en una antología publicada en 1949, “The soft voice of the Serpent” (La suave voz de la serpiente)

A los 30 años la calificaban ya de la “Katherine Mansfield” sudafricana; jamás dejará de escribir cuentos, género en el que se distinguirá.

Su primera novela, “The Lying Days”, fue publicada en 1953.

se comprometió activamente en la lucha contra la segregación racial después de la detención de una amiga cercana en 1960.

Su compromiso con la causa de la libertad de los negros le costará ser censurada por el régimen de Pretoria, que cederá solo ante las protestas anglo-estadounidenses. En 1974, recibió el Booker Price por “The Conservationist”, (El conservador) lo que la hizo famosa internacionalmente.