Diario Judío México - La muzika djugo un lugar importante en la vida de los djudios ainda en la epoka biblika. El mijor enshemplo es el rey David ke, ainda antes de ser rey, se distingio no solo por su bravura sino ke tambien por su talento muzikal i por la maestria kon la kuala tanyia la arpa.

La Biblia mos konta tambien sovre los instrumentos muzikales uzados en el servisio del Templo, reflektando ansi la importansia akordada a la muzika en la liturjia djudia.

De la epoka del exilo tenemos numerozos testimonios sovre el rolo ke djugo la muzika, al lado de la kreasion poetika, en las komunidades djudias en la Diaspora i, entre otras, en Espanya tambien. En la Epoka de Oro del djudaizmo espanyol, ke koresponde a los siglos 11-13, kuando una buena parte del teritorio espanyol era dominado por los arabos, los djudios eran tan integrados en la kultura araba ke eyos no solo ke avlavan el arabo a la perfeksion, sino ke se distingieron tambien en el kampo de la kreasion literaria en esta lengua.

Munchos de muestros savios, poetas i eskritores komo Yeuda ‘Halevi, ‘Harambam, Moshe ibn Ezra i otros mas, mos desharon una parte a lo menos de sus ovra en arabo. Algunos de eyos partisipavan tambien a los enkontros literarios de los arabos, deklamando sus poezias i kantandolas o aziendolas kantar por otros, segun el estilo tradisional de la muzika araba, o sea kon makames.

Este gusto por lo ke oy yamariamos “muzika orientala”, ke se kontinuo mizmo despues ke una gran parte de Espanya fue rekonkistada por los espanyoles i ke los reynados o emiratos arabos fueron remplasados por reynados kristianos, se enfuertesio ainda mas despues 1492, kuando los djudios fueron ekspulsados de Espanya i munchos de eyos toparon azilo en la tierras del Imperio Otomano.
No es de maraviyar entonses si, pasados los primeros anyos despues del trauma de la ekspulsion, los muzisianos djudios renovaron kon mas intensidad sus aktividades muzikales i se distingieron sea komo kompozitores i sea tambien komo tanyedores i kantadores de muzika otomana ke en realidad, tiene muncho en komun kon la muzika araba i en primer lugar los makames.

La kreatividad muzikala de kompozitores djudios de muzika otomana empeso a ser rekonosida mas anchamente estos ultimos tiempos, sovre todo grasias a unos kuantos estudios echos en el Sentro de Muzika Djudia serka la Universidad Ebrea de Yerushalayim i unos kuantos lavoros bazados sovre investigasiones en los archivos de Turkia. En uno de estos estudios es dicho, entre otras, ke los muzisianos djudios eran muy apresiados en la korte de los sultanes turkos. Por enshemplo, segun un viajador italiano, en una resepsion dada en Estambol, en 1615, despues del pranso todos salieron del palasio para ver artistas djudios djugando, kantando i baylando a la turka. En otro raporto, del anyo 1638, es dicho ke en una parada de gildas (uniones sindikales) ke desfilaron delantre del sultan Murad IV, avia serka de 300 muzisianos djudios. Ay mas testimonios de este djenero sovre la partisipasion de muzisianos djudios, al lado de los turkos, gregos i ermenis en las aktividades muzikales en el Imperio Otomano.

Los djudios se distingieron no solo komo tanyedores i bayladores sino ke komo kompozitores tambien, los mas konosidos de entre los kualos son Boncukçu Musevi, Tanburi Haham Moshe Faro (Musi), Tanburi Isak (Isaac Fresko Romano), Misirli Udi Avram Ibrahim Efendi i Isak Varon. Eyos eran muy apresiados i munchas de sus ovras son interpretadas asta oy por orkestras i grupos muzikales turkos.

Esta integrasion de kompozitores djudios, i no solo djudios sino ke gregos i ermenis tambien, en la muzika otomana fue posible, grasias a sus inkontestable talento muzikal, ma tambien komo konsekuensa de la aktitud liberala i tolerante de la sosiedad i de las institusiones ofisiales en el Imperio Otomano, en lo ke toka la kreasion muzikala.

En un artikolo de Bülent Aksoy, sovre “La kontribusion de la multi-nasionalidad a la muzika otomana klasika” es dicho, entre otras, ke
“…la tradision muzikala otomana no era serrada komo las tradisiones de otras elitas en el Oriente Medio. Eya era avierta no solo a las klasas rikas i a los ke tenian tiempo libre para la muzika, sino ke tambien a djente de situasion sosiala mas modesta, komunidades non muzulmanas i diversos grupos etnikos…

…Esta era una kultura de alto nivel ma ke no fue nunka serrada a grupos de otras kulturas de manera ke atiro siempre a kompozitores gregos, djudios, ermenis i otros…

…La tradision muzikala otomana no era bazada sovre prinsipios etnikos ni era limitada por las funksiones liturjikas de la muzika. El kriterio de baza era el talento i el buen gusto i a kavza de esto, muzisianos de komunidades non turkas i non muzulmanas no fueron konsiderados ajenos i no fueron menospresiados. Eyos eran apresiados por sus talento i sus konosimiento de la muzika i eran konsiderados komo maestros. El mijor enshemplo de esta aktitud es lo ke se konta sovre el Sultan Selim III ke uzava alevantarse kada vez ke estava en prezensia de su profesor de tanbur, Isak Romano Fresko, ke era konsiderado entonses el mijor djugador de tanbur i por esto uzavan yamarlo Tanburi Isak.“

Si uvo una kontribusion djudia a la kreasion muzikala en el Imperio Otomano, kale rekonoser ke uvo una enfluensa en senso kontrario tambien, o sea ke el estilo oriental ke kontribuyo a la kreasion de la muzika otomana tuvo una influensa muy apresiable sovre la kreasion muzikala djudia tambien i mas espesialmente sovre la liturjia sefaradi.

El mijor enshemplo de esto es el kompozitor sefaradi Nadjara ke bivio en Safed en el siglo 17 i ke su kontribusion a la liturjia sefaradi fue muy importante. Sus kantes publikados en el livro Zemirot tuvieron una grande influensa en las komunidades djudias del Mediterraneo. Las dos karakteristikas de su kreasion muzikala son en primer lugar el uzo de makames i del usul (metrika) ke se topan a la baza de la muzika turka, i en segundo lugar su uzo de temas del kampo del amor, karakteristikos de la literatura otomana mistika.

De una epoka mas resiente son los kantes liturjikos konosidos komo “maftirim”, un estilo de liturjia sefaradi ke se dezvelopo en Edirne unos 300 anyos atras i ke su muzika es de un estilo klaramente otomano.

Se puede avlar entonses de una influensa otomana sovre muestros kantes liturjikos ma kale adjustar ke esta influensa se konsiente en muestros kantes populares tambien. En efekto si munchos tekstos de muestros kantes mos vinieron del romansero o del kansionero espanyol, asta agora no pudo ser topado dingun atadijo konkreto entre la muzika de estos kantes i la muzika espanyola del siglo 15. A la kontra una gran parte de los kantes djudeo-espanyoles tienen melodias ke sus orijin turka puede ser rekonosida fasilmente, lo ke es lojiko, visto el largo tiempo, de mas de 500 anyos, ke los sefaradis bivieron en Turkia i otros paizes del Imperio Otomano.

Le influensa mutuala ke tuverion, una sovre la otra, la muzika djudia i la otomana, es un tema ke empeso a ser investigado solo pokos anyos atras. No ay duda ke este es un kampo de investigasion ke demanda ainda muncho lavoro i en el kual mos asperan siguramente revelasiones muy interesantes.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorInterpellé par le président du Crif, Emmanuel Macron s’empare du meutre de Sarah Halimi
Artículo siguiente“Amerike – The Golden Land” se extiende hasta Agosto 20
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.