Diario Judío México - Tengo la seguridad, sin duda, que Dios está
presente siempre, porque antes de la creación
EL ya era…

Cuando EL CREADOR creo al mundo, lo hizo
con leyes inmutables todas ellas a favor de la
vida que resultan ser un reflejo de su imagen…
Leyes eternas, de esas leyes se derivan:
consecuencias, beneficios, castigos, según sea
el caso. Esas Leyes para la existencia de todo
ser vivo no se pueden cambiar ya, bajo
ninguna circunstancia o razón, porque de otra
manera vendría un caos y no existiría el libre
albedrio…

Leí hace tiempo un libro titulado La Noche del
escritor judío Elie Wiesel premio Nobel de la
Paz 1986. El fue un sobreviviente de los
campos de concentración durante el nazismo.

Libro fuerte, descriptivo, desgarrador…
En el libro después de muchas penas y
sufrimientos el acusa a Dios… Niega a Dios…
para después, como él lo dice, sentirse
terriblemente solo…
Mientras las cámaras de gas hacían horrorosa
su función de todos los días…

Si Dios vive, si Dios es, ¿porque permite esos
monstruosos crímenes? Se pregunto más de
una vez…

Dios nunca estuvo ausente de esos campos de
concentración… Su creación el mundo está
reglamentado muchos siglos atrás por una
Inteligencia Superior con causas, efectos,
consecuencias, desde entonces irreversibles
siempre para bien. Y EL está siempre presente.

Reconozco, que personalmente si hubiera yo
vivido el Holocausto, mi espíritu se hubiera
roto también…
Mi deseo humilde y personal es que lo anterior
halle aceptación en la mente del lector.

Nissim Mansur T.

[email protected]

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorLa Novia Ciega
Artículo siguienteLas juderías se venden
Industrial y asesor en materia de seguros y fianzas, inicia su actividad periodística hace siete años, principalmente en periódicos y revistas comunitarias judías y en el periódico El Asegurador, en su sección "Vivir seguros".