La victimización es sinónimo de tirar la piedra y esconder la mano. Aquí en Israel, están cayendo misiles por una cuestión electoral entre los mismos palestinos. Por una cuestión de demostrar si Hamas tiene más testosterona que Fatah en contra del “enemigo sionista”. Eso es todo.
Ahora, la victimización siempre apela a los sentimientos y a la idea de la opresión con la intención de deslegitimar al más fuerte aunque tú seas quien tiró la primera piedra, y aunque tú seas el culpable.
En otras palabras, darles tierras en los años 1990s sólo implicó más muertes y una Segunda Intifada (aunque argumenten que todo empezó por la visita de Sharon al Domo de la Roca, mientras olvidan cuando desde el Monte del Templo le tiraban piedras a los judíos que oraban en el Muro de los Lamentos al grito de “Allah Akbar”). Re-aplicar esta fórmula con la esperanza de re-encaminarnos hacia la paz y entregar Gaza en 2005 sin ninguna precondición, y de manera unilateral, sólo ha implicado la muerte de miles de personas en ambos bandos debido a que los árabes/palestinos son siempre los que empiezan los conflictos sin ninguna razón. Volver y apostar por la fórmula y ofrecerles el 1) 93% de Judea y Samaria, 2) Gaza y 3) co-soberanía en Jerusalén implicó que los líderes palestinos lo rechazasen hasta en tres ocasiones porque los Al-Assad e Irán les amenazaron de muerte si aceptaban un acuerdo así con Israel. Por ende, el problema no es la supuesta opresión. No. El problema son los líderes políticos palestinos (tanto Fatah en Judea y Samaria, como Hamas en Gaza) quienes se odian y quienes en vez de unirse para sentarse en una mesa de paz con Israel -reconociendo que no todo a lo que aspiran es posible ya que cuando tuvieron nuestras tierras en su poder solo usaron nuestros cementerios como letrinas y nos prohibieron orar por casi 20 años en nuestro lugar más sagrado- solo apelan a crear más caos, dolor y muerte.

El problema son esos líderes que se niegan a apartarse y que se aferran a sus clanes para no alejarse del poder, y así seguir el ciclo de odiarse entre ellos mismos y también al Estado de Israel. El problema es que sus líderes desvían el dinero de la comunidad internacional para usarlo en la creación de misiles, hacer túneles para llegar hasta Israel y secuestrar personas (y así enriquecer a la cúpula de Hamas en Gaza y la de Fatah en Judea y Samaria), y no lo utilizan para el bienestar de su propio pueblo. El problema es que
sois tan mentirosos y viven en una quimera infinita que les cuesta reconocer la realidad sobre el terreno. El problema es que a sus líderes les duele reconocer que aunque nos mandan misiles, aún Israel les sigue supliendo agua, electricidad y todo el dinero que Qatar manda a Gaza porque nosotros no buscamos acabar con los ciudadanos, si no con los terroristas que nos causan dolor. El problema es que ayer durante todos estos días habéis matado a más de 30 civiles con vuestros propios misiles y os cuesta reconocer con un poco de dignidad que fue un error vuestro. Pero como es más fácil decir que fuimos nosotros y como la comunidad internacional nos odia, pues a por ello.

El problema es que a sus líderes les cuesta entender y reconocer que si no fuera por nuestra inteligencia -tanto militar como civil-, todos sus líderes actuales hubieran sido asesinados por sus propios enemigos internos ya que su mundo de clanes se basa en eso: la traición (si lo dudan, pregúntenle a Abu Mazen o a Ismail Hanniyah). El problema es que os cuesta reconocer que el 90% de la población palestina vive bajo vuestro manto -no bajo la “ocupación”- y que el desastre económico y social que tienen ha sido causado por ustedes mismos. El problema es que aunque se gasten $150 millones de dólares al año en pagar salarios a los terroristas que hayan intentado o que hayan asesinado a israelíes, nosotros seguimos pagándoles los más de $500 millones de dólares anuales por concepto de aranceles que les prometimos en los Acuerdos de Oslo para que paguen a sus empleados públicos. El problema es que nos acusan de crear un “apartheid” y de limpieza étnicamente, sin embargo en Israel viven casi dos millones de árabes, mientras que en el estado al que ustedes aspiran han dejado claro que tiene que estar “libre de judíos”.

El problema es eso: la narrativa de mentiras que venden. Una narrativa que da asco, y que da pena ver cómo la izquierda internacional compra toda esa falacia y repite las mismas mentiras que ustedes. Porque al final del día hay miedo de atacar a los judíos directamente y evidentemente es más fácil embestir contra la única democracia -bastante imperfecta, eso sí- que impera en el Medio Oriente y en la que judíos defienden a los árabes de los ataques de otros judíos radicales que quieren matar árabes (algo que para nada pasa al contrario). Y esto, esto no los escucharás en las noticias ni en broma. Solo escucharéis la
narrativa inventada que hacen cuatro indecentes y que ayuda a alimentar la idea de que los “judíos matan árabes” mientras se olvidan de lo que pasó en Hebron en 1929 o de los miles de atentados terroristas que han realizado los árabes/palestinos contra nosotros dentro y fuera de Israel.

Sinceramente, y a pesar de mi impotencia y de la de mis compañeros, espero que algún día os deis cuenta de que hay otro sendero. Un sendero de paz en el que tendremos que hacer concesiones, en el que tendremos que reconocer que nadie se va de aquí y en el que tendremos que comenzar a mirarnos el uno al otro con ojos de confianza. Un futuro en el que nos sentemos a tomar café y hablemos en hebreo/árabe (como ya lo hago yo y mis amigos con nuestros hermanos druzos), y escuchemos música de Revivo como familia. Tengo esa esperanza, pero sinceramente, está en vuestra manos ese futuro.
Mientras tanto, solo nos queda combatir hasta que ustedes cesen, esconder a nuestros civiles de sus misiles y atacar a sus terroristas: no a sus civiles.

1 COMENTARIO

  1. Encuentro este artículo excepcional. Ya lo he difundido entre amigos y conocidos, algunos de ellos, en desacuerdo con lo publicado. Básicamente, aquí en España hay mucha ignorancia en el tema de los judios, y personalmente tampoco he sufrido ninguna discriminación, pero digamos, que siempre se intentó pasar desapercibido, sobre todo en los años posteriores a la guerra civil.
    Muchas gracias y enhorabuena

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDeclaración de Benjamin Netanyahu
Artículo siguienteEstudioso en Al-Azhar Ahmed Omar Hashem clama por una «fuerza de disuasión islámica» que le arranque Jerusalén a los «vagabundos extranjeros del mundo» y cita la profecía sobre musulmanes que asesinan judíos: «Lo tomado por la fuerza solo será restaurado por la fuerza»
•José Lev Álvarez Gómez is a medical student. •At the undergraduate level, Lev Álvarez holds a B.S. in Neuroscience with a Minor in Israel Studies from The American University in Washington, DC (2015-2019). During college, he interned at the House of Representatives of Puerto Rico, the College Republicans National Committee and The David Project (all in Washington, DC). He then completed a diplomatic internship at the Kurdistan Regional Government (Iraqi Kurdistan) Delegation in Washington, DC. José also worked as an Israel related events coordinator for American University Hillel and as a program assistant for the Center for Israel Studies at the American University. •At the graduate level, Lev holds an MA in International Geostrategy and Jihadist Terrorism from Instituto Internacional de Estudios en Seguridad Global (INISEG)-Madrid, España/Università Telematica Pegaso in Naples, Italy and in 2020 completed a bioethics course at Harvard University. •From 2019-2021, Lev served in a special unit in the Israel Defense Forces (2019-2021) and ended his service as a sergeant. •Álvarez Gómez has a blog in the Times of Israel, is a columnist for Diario Judío (Mexico), and has written for several newspapers such as El Nuevo Día (Puerto Rico), El Vocero de Puerto Rico (Puerto Rico), Latino Rebels (United States) and Red Alert Politics (United States). Lev, who has published more than 140 opinion articles, is the author of two books: "Panorama Internacional: Una mirada a la geopolítica e historia mundial (2016-2017)" and "Puerto Rico: El nocivismo del insularismo y el colonialismo", and completed his minor’s independent project and his MA thesis on the "The Relations of Israel with Basque and Catalan Nationalism and its future geopolitical impact”. José speaks and writes Spanish and English excellently, speaks and writes correctly Catalan, Galego and Ladino, and has professional working proficiency knowledge of Hebrew.