Diario Judío México - El 21 de abril será el día del Recuerdo del Holocausto y el Heroísmo. Cuando suene la alarma en el aire de todo Israel todas las personas, donde quiera que estén, quedarán detenidas en el tiempo, con la cabeza baja y los ojos anegados, sin moverse, sin hacer ruido, firmes al lado de sus vehículos frenados en cualquier parte hasta que la sirena calla y todos volverán a su quehacer en el mundo y se oirá el eco de la vida en las calles, en los hogares, en todas partes.

El poema de , “Voces” atesora los recuerdos en la traducción de María Ángeles Grau. Dice, en dos de sus párrafos:

Descúbrete y piensa en las victimas.
Pues solo el que siente la soga al cuello
se da cuenta de la brizna de hierba
que se agita en el viento
entre los adoquines que hay bajo el cadalso
¡Oh, aquellos que disfrutan con el derramamiento de Sangre!

Lo demoniaco es ciego,
lo prohibido es ciego
los espectros son ciegos.
están ciegos ante lo que germina
porque ellos carecen de crecimiento.
Y, sin embargo, cada uno de ellos
fue niño alguna vez
no alabes ni premies nunca más a la muerte.
no premies la muerte que los hombres se infligen unos a
a otros.
no alabes lo indigno.

Ten, en cambio, valor para decir mierda cuando alguien
excite a los hombres a matar a su prójimo.
En verdad que el asesina sin dogmas
es el mejor de los hombres:
oh llamada humillante y envilecedora,
Llamada al verdugo, la llamada de miedo más secreto,
¡Llamada de todos los dogmas que carecen de fundamento!
¡Hombre, descúbrete y piensa en las victimas!

* * *

No podemos medir el ser que hemos perdido:
yo era uno en mi cuna
y seré uno a la hora de mi muerte,
aunque quizá deberé aguardar
tras los alambres de púas,
a que me conduzcan
al lugar del suplicio
Pues nuestras almas
aunque adheridas a la nada
y sin saber hacia donde
han de dirigir las plegarias
susurran delirantes en piadosa soledad,
como si en la nada
se ocultará callado el Ser.
¡Oh, haced que yo nunca olvide!
Por eso tú, que aun vives,
debes descubrirte y pensar en las victimas,
sin olvidarte de aquellos que lo serán en el futuro.
La carnicería humana no ha terminado aún:
¡Sean malditos los campos de concentración!
¡De todo el orbe terrestre!
Se multiplican sea cual sea su nombre.
El prado y el bosque llegan hasta las alambradas,
y en los hogares de los verdugos cantan los canarios.
Un cielo de sangre cubre las cuatro estaciones del ano
y el arco iris no tiene color de esperanza,
el cosmos se ríe de las incompatibilidades
y pregunta al hombre:
¿soportarás todo eso mucho tiempo?
¿que ves?, ¿qué te parece falso?
El que va a morir lo ve:
ya nada le amarga
y el tiro en la nuca es auténtico.
Descúbrete y piensa en las victimas.

dejó su huella en la historia del hombre y del arte. Nació en Viena el 1 de noviembre de 1886. Murió el 30 de mayo de1951 y proceso todo lo que vivió intensamente: la historia, el dolor profundo y la crueldad ilimitada de su tiempo.

Fue universitario, se dedicó a la , la filosofía, las matemáticas y la psicología. Encarna con honor al hombre de su siglo, escribió poesía –porque “es la tierra de Promisión de la despedida, ¡oh presentimiento de profundos abismos!”-, ensayos, novelas multidimensionales de la experiencia humana con técnicas innovadoras que le dieron reconocimiento mundial más allá de su tiempo limitado. Tiene el sentido de la posibilidad al grado supremo del hombre sensible, como escribe Hanna Arendt, Broch, hijo del pueblo judío, vive, sufre y trata de comprender, superar la paradoja de ser pensador y poeta. Recurre a las ciencias para transformar lo real, lo que solo la poesía puede dar y dudara de la poesía porque no es capaz de superar las improbabilidades de la ciencia.

Broch sufrió persecuciones, fue apresado por los nazis. Esfuerzos internacionales de amigos y artistas como James Joyce, lograron que fuera liberado, se refugió en Londres y emigro a .
En 1931 se publicó su trilogía Los Sonambulos, cuyo tema es la desintegración social de Europa desde 1888 a 1918. Esa obra fue la victoria del realismo sobre el romanticismo y la anarquía. Broch quedo establecido como uno de los grandes innovadores y se eleva para fundamentar una avenida a los atormentados por la pérdida de fe, de moral, de razón.

Vive la agonía del exilio, la certidumbre de que este mundo no es para el hombre, sino para quien derrama la sangre del hombre y su voz se moverá entre el silencio y la verdad para llegar al lugar donde decir yo es decir nadie y es decir todos.

En la tercera parte de la trilogía – Los Inocentes- esta su poema Voces. Es el retorno de Broch a la poesía porque si la obra de arte es “el destello del absoluto que arde y se renueva en el hombre.” La voz del poeta es indispensable.

Voces es lo que escucha en el murmullo del tiempo, su entendimiento de los hechos y su desempeño ante la incapacidad del poema para detener la mano del asesino, pero, al mismo tiempo, es la voz de quien, desarmado, aun desea hacer que la creación se cumpla en nosotros.

En 1951 Broch fue propuesto para el de , pero murió en New Haven antes de la premiación, el no se otorga post mortem.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior¿Cómo le explico a mi hijo lo que está pasando por el COVID-19?
Artículo siguienteCoronavirus: La astronauta judía, Jessica Meir, da consejos desde el espacio
Nació en la Ciudad de México, terminó sus estudios de Filosofía en la UNAM, es Escritora y traductora. Actualemente reside en Israel.