Catorce facciones palestinas que asistieron a una cumbre en El Cairo anunciaron el martes por la noche que habían alcanzado un acuerdo que establecería las directrices para las primeras elecciones nacionales palestinas en casi 15 años. El secretario general de Al Fatah, Jibril Rajoub, dijo en un comunicado que su facción y el Hamás habían llegado a “entendimientos” que les permitirían seguir adelante con el proceso electoral.

“Les digo a los palestinos que confíen en lo que hemos conseguido”, dijo Rajoub, que encabezó la delegación de su movimiento en la cumbre de El Cairo, a los periodistas tras concluir las conversaciones.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, emitió un decreto a mediados de enero en el que ordenaba la celebración de tres rondas sucesivas de elecciones nacionales palestinas. La primera ronda -para la actualmente desaparecida legislatura palestina- se celebrará el 22 de mayo.

Sin embargo, los ciudadanos se muestran escépticos de que las elecciones se celebren realmente. Abbas ha prometido celebrar elecciones en varias ocasiones desde que su mandato de cuatro años expiró en 2009. Sin embargo, los repetidos intentos de celebrar votaciones para el presidente y el parlamento han fracasado, en gran parte debido a la desconfianza entre sus rivales, Al y el grupo terrorista Hamás, y a su incapacidad para ponerse de acuerdo.

El alto cargo de Hamás, Khalil al-Hayya, dijo en un comunicado que todas las partes han acordado los procedimientos para establecer un tribunal electoral independiente y garantizar unas elecciones libres y justas.

ِAl-Hayya añadió que las facciones palestinas volverán a El Cairo en marzo para seguir discutiendo sobre las elecciones de la Organización de Liberación de panafricana.

El acuerdo anunciado el lunes por la noche compromete a todas las partes a la liberación inmediata de los presos políticos y a permitir que los miembros de la otra facción hagan campaña en su territorio. Tanto Al como Hamás han reprimido regularmente la actividad del otro movimiento en las zonas que administran.

Las partes acordaron “garantizar el derecho a la acción política y nacional de todas las facciones palestinas en Cisjordania y la Franja de Gaza y poner fin a la persecución de ciudadanos por motivos de afiliación u opinión política”, según la declaración.

El acuerdo también pedía el nombramiento de un tribunal electoral con miembros de Gaza, Cisjordania y Jerusalem Oriental. El tribunal, que certificará los resultados de las elecciones y resolverá las disputas, fue una de las facetas más polémicas de las conversaciones.

Antes de su derrota en 2006, Abbas vació de facultades a un tribunal independiente para limitar la presidencia. Los críticos del presidente de la Autoridad Palestina -y sus rivales de Hamás- habían expresado su preocupación por que pudiera volver a hacerlo. “Este tribunal investigará el proceso electoral y sus resultados y todas las cuestiones que se deriven de él”, decía la declaración.

Otra cuestión clave abordada por los participantes fue la de qué fuerzas de seguridad supervisarían los colegios electorales. Tanto Al como Hamás consideran que la policía del otro es ilegítima. Sin embargo, la declaración es imprecisa en este aspecto, ya que sólo dice que “la policía con su vestimenta oficial” protegerá a los votantes en Cisjordania y Gaza.

La victoria de Hamás en la votación parlamentaria de 2006 dio lugar a un breve y tenso gobierno de unidad entre ambas partes. La comunidad internacional boicoteó el gobierno, y muchos países se negaron a trabajar con el grupo terrorista.

Las tensiones entre los dos bandos estallaron en una guerra abierta en 2007, que desembocó en una sangrienta lucha por el control de la Franja de Gaza. Al perdió y fue expulsado en gran medida del enclave costero a Cisjordania, donde Abbas anunció un gobierno de emergencia por decreto.

Desde 2007, dos gobiernos palestinos rivales han ejercido su influencia en Cisjordania y Gaza. La Autoridad de Abbas, dominada por Al Fatah, goza de un autogobierno limitado en Cisjordania, mientras que Hamás controla la Franja de Gaza.

Desde entonces, varios acuerdos de reconciliación han fracasado y, a diferencia de las anteriores iniciativas electorales, este decreto no ha estado precedido de ningún acuerdo de reconciliación. “Hemos intentado llegar a acuerdos antes de hacer elecciones: en 2011, en 2014, en 2017. No tuvimos éxito, así que estamos intentando otra cosa”, dijo el alto funcionario de la Organización para la Liberación de Ahmad al-Majdalani a The Times of Israel tras el anuncio de las elecciones en enero.

En sus declaraciones tras la conferencia de El Cairo del lunes, Rajoub dijo a los periodistas que el objetivo final era un gobierno de unidad de “todas las facciones palestinas.” “Necesitamos estas elecciones, porque sin ellas simplemente nos dirigiremos a círculos viciosos”, dijo Rajoub.

Funcionarios de Al han dicho anteriormente que la participación de Hamás en cualquier gobierno palestino dependería de que el grupo terrorista adoptara la plataforma de la OLP, que renuncia a la violencia y reconoce el derecho de Israel a vivir en paz y seguridad. Hamás, que busca abiertamente la destrucción de Israel, aún no ha manifestado ninguna intención de adoptar la plataforma.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorArgentina retoma la modernización de su armamento con tecnología israelí
Artículo siguienteHallan en Utrera la segunda sinagoga medieval más grande de toda España
La Agencia Judía de Noticias durante 10 años fue la principal fuente de información sobre Israel y la política comunitaria. Sus notas y entrevistas fueron levantadas por los principales medios y agencias periodísticas del mundo. Luego de haber cumplido una década desde su creación, cambió su nombre a Agencia AJN y se lanzó a una nueva etapa de expansión internacional, para ser líder en la producción de noticias de Medio Oriente en español con base en Buenos Aires. La Agencia AJN refleja permanentemente las relaciones diplomáticas, intercambios comerciales y convenios entre Israel y Latinoamérica. Además, promueve la búsqueda de justicia por el atentado a la AMIA y a la embajada de Israel en Buenos Aires; impulsa el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman y condena todo acto de terrorismo en el mundo. Conformada por un importante equipo de redactores, cronistas y corresponsales, la Agencia AJN ofrece el mayor nivel de profesionalismo para el tratamiento de la información. Director: Daniel Berliner. Desde hace tiempo contamos con Isaac Ajzen como representante y corresponsal de la Agencia Ajn en México.