podría vacunar contra el a unas 150.000 personas antes de que acabe el año, según fuentes del Ministerio de Salud citadas hoy por la emisora estatal Radio Kan.

El departamento de Tecnología de Salud estima tener esta cifra de vacunados, informó en el primer encuentro del Comité de aunque aún debate sobre los grupos que tendrán prioridad para recibirlas.

Mientras que algunos expertos consideran que los de riesgo deberán ser los primeros en ser vacunados, incluidos los mayores, otros se inclinan por inmunizar en primer lugar a los sanitarios. Vacunar primero al personal médico, creen estos últimos, también serviría para enviar un mensaje a la población de que la vacuna es segura. El Ministerio de Salud también debate si la vacunación debe o no ser obligatoria.

tiene firmados acuerdos para comprar a Moderna (EE.UU.), Pfizer y BioNTech (EE.UU. y Alemania) Arcturus (EE.UU.). También ha negociado la adquisición de de Astra Zeneca (Reino Unido) y la italiana ReiThera, y está en negociaciones con Rusia para adquirir su vacuna, Sputnik, además de tratar de desarrollar la suya propia.

El país ha vivido en las últimas horas un incremento del número de pacientes graves conectados a respiradores, que ha aumentando en 30 en un solo día, pasando de 84 el domingo a 114 hoy. Respecto a los nuevos contagios, en las últimas 24 horas fueron 985, una cifra lejos de los 500 diarios que Salud quiere alcanzar, pero mucho mejor que los 9.000 al día que se alcanzaron en septiembre durante los peores momentos de la segunda ola.

El Gabinete de Coronavirus, que va aprobando medidas para una lenta y gradual desescalada cada semana, tratará esta semana sobre posibles medidas de precaución para las vacaciones anuales de Hanukah, a mediados de diciembre, así como Navidad y Año Nuevo, en los que se espera que se puedan imponer cierres parciales o limitaciones al movimiento, así como restricciones de número para reuniones de grupo, celebraciones, etc.

Desde que se detectó la pandemia en Israel, a finales de febrero, el país ha confirmado cerca de 336.000 contagios y 2.864 muertes, la mayoría de ellas en la segunda oleada, que tuvo lugar a partir de junio y que llevó a un segundo confinamiento nacional.

continúa teniendo restricciones en sus fronteras y no permite la llegada de turistas o extranjeros excepto con autorización previa.