Diario Judío México - El pasado martes 1 de septiembre a las 19:30h en FCE Rosario Castellanos, fue presentado el libro “Recordar a los difuntos”, de el Arnoldo Kraus.

En Recordar a los difuntos, Arnoldo Kraus aborda la decaída y posterior fallecimiento de Helen, su madre de 89 casi 90 años, con una asombrosa mezcla de la precisión de la mirada médica, combinada con la sensibilidad del literato. El resultado es una lúcida reflexión que reúne la distancia necesaria para poder elaborar sobre un tema tan doloroso, con una mirada entrañable que comprende que en ocasiones el mayor acto de amor hacia los seres queridos consiste precisamente en conseguir desprendernos de ellos, pues «“Morir en paz” es un objetivo que debería integrarse al trajín de la vida.»

Para Arnoldo Kraus, «Los difuntos son parte de la vida, no de la muerte», e incluso en un caso tan próximo como el de su propia madre, postula que si bien en efecto la muerte es la culminación de aquello que llamamos vida, no es solamente eso, pues contiene en sí una dimensión espiritual que trasciende de lejos el final de la vida que se extingue. A la pregunta «¿Hay vida después de la muerte?», Arnoldo Kraus responde afirmativamente, más no desde un punto de vista esotérico, sino a través de la innegable huella que la muerte imprime a quienes han de seguir viviendo pues, nos dice en Recordar a los difuntos, los muertos viven en nosotros como recuerdos, emociones, incluso posesiones, y no es aventurado pensar que uno de los elementos fundamentales de una vida plena pase primero por tener una relación también plena con la muerte.

«No sólo es un reconocido médico o articulista, militante de distintas causas, pionero y destacado interlocutor en torno al debate sobre bioética, también es un escritor compulsivo que al ritmo que suelta la mano interroga a la o trata asuntos de actualidad, ejercitando los alcances de su inteligencia en un diálogo sin concesiones. Un tanto frenético y muchas veces infatigable»
Rafael Pérez Gay

«Sorprende el desenfado y la sencillez con que nos cuenta algunos pasajes de su infancia y juventud; pareciera que estamos escuchándolo entre los humos del tabaco y la compañía de una copa de vino».
Guillermo Fadanelli

A pesar de los avances científicos y tecnológicos –quizá incluso en parte debido a ellos–, nuestra época se encuentra particularmente mal equipada para lidiar con un tema tan crucial como la muerte, en especial cuando se presenta de manera cercana, incluso íntima. Aunque buena parte de nuestra vida consiste en prepararnos para muchas cosas, la muerte permanece como un tabú pavoroso, y son muy pocas las personas dispuestas a asimilarla de una manera correspondiente a su carácter inevitable. Sin embargo, las consecuencias de un duelo no procesado pueden durar, como lo saben algunos desventurados, por el resto de la vida.

 

Arnoldo Kraus

Arnoldo Kraus es un médico clínico que mira la vida a través de cuerpos y almas heridas. El lenguaje roto por el dolor y las pérdidas de los enfermos alimenta su oficio. Muchas recetas médicas, y algunas páginas de la vida, las escribe gracias a las lecciones del dolor y a la sabiduría de sus pacientes. Ha publicado varios libros, entre otros, ¿Quién hablará por ti? Un recuento del Holocausto, Morir antes de morir. El tiempo Alzheimer y Cuando la muerte se aproxima. Es coautor, junto con Ruy Pérez Tamayo, de Diccionario incompleto de bioética, y en colaboración con Vicente Rojo, de Apología del lápiz y Apología del libro. Sus textos, publicados en varios medios, son imprescindibles para el debate sobre bioética en el país. Publica semanalmente en El Universal, y escribe una columna para la revista Nexos, donde además lleva el blog Bioéticas. Es miembro del Colegio  de Bioética, A.C. y del Seminario de Cultura Mexicana, y profesor en la Facultad de Medicina de la UNAM.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.