Diario Judío México - En medio de las crisis generadas por desastres naturales, hay organismos de la sociedad civil como CADENA que, con gran vocación de servicio, brindan ayuda mano a mano a quienes quedan en situación frágil en dichas situaciones de emergencia.

CADENA es una Asociación Civil sin fines de lucro dedicada a la prevención y asistencia en emergencias y desastres alrededor del mundo, que responde de forma inmediata a desastres, desde el primer momento, el alivio y hasta la recuperación, de quienes enfrentan pérdidas humanas y económicas.

Con la vocación de servir de puente y cambiar las realidades de comunidades vulnerables, a fin de dotarlas de autonomía y resiliencia, CADENA tiene su origen en el año 2005, cuando tras el paso del huracán Stan por Chiapas, un grupo de jóvenes entusiastas de la comunidad judía de , se organizaron para entregar directamente a las víctimas el acopio que habían hecho, y así asegurarse de que esta ayuda realmente llegaría a las personas que tanto la requería.

Tras haber superado esta contingencia y los subsecuentes desastres acontecidos en los siguientes tres años, ante los cuales la comunidad judía respondía con acciones solidarias, CADENA se funda, oficialmente en el año 2008.

Así, habiendo nacido como la organización de la Comunidad Judía mexicana que, para brindar ayuda ante los desastres naturales, con el paso del tiempo ha seguido con su labor de ayuda humanitaria, no solo a nivel nacional sino también ya de forma internacional; no solo con trabajos de asistencia, sino acciones educativas desde nivel secundaria para promover la corresponsabilidad en jóvenes para así generar ciudadanos solidarios.

CADENA se esfuerza por llegar a las zonas que han sido afectadas por un desastre a través de una estrategia en dos niveles: en las primeras 72 horas con el Go Team, y después de la crisis con entregas Mano a Mano, para así aliviar la falta de alimentos, agua potable, medicinas, ropa y abrigo ya que, al carecer de estos elementos, el estado de salud y anímico, podría empeorar, complicando el proceso de recuperación.

En este proceso, destaca la implementación del programa Salud Uno a Uno, con el que su equipo de médicos voluntarios brinda consultas en un primer momento, y analizar y gestionar cuando el paciente requiera ser trasladada a un hospital cercano para realizar algún tipo de cirugía o intervención donde pueda ser debidamente tratada.

Con un total de 201,991 familias auxiliadas entre 2005 y 2019, que se traduce en 1,087,588 de personas impactadas por CADENA, también se cuenta con el programa de reconstrucción, con el que se levantan las comunidades afectadas ya sea por un sismo o un huracán, reconstruyendo casas, escuelas, centros médicos y centros comunitarios con técnicas que, gracias al trabajo del equipo especializado, aumentan la resiliencia de la población, realizando estudios de suelo y planeación de vivienda y desarrollo comunitario basados en necesidades específicas de cada localidad.

Así, demostrando con hechos la importancia del voluntariado, CADENA tiene como valor agregado el contribuir con propuestas que mejoren la situación de vida de las comunidades intervenidas, reconstruyendo físicamente y emocionalmente las estructuras comunitarias, fortaleciendo el tejido social a través de la organización colectiva.