Diario Judío México - Kadima festejó los 70 años de Israel de una manera dinámica y espectacular. A 70 años de la independencia del Estado de Israel, mejor conocido como Yom Haatzmaut, Kadima, dedicó dos días para llevar a cabo el festejo de este aniversario tan especial.

A las instalaciones de Kadima llegó la visita de la cantante de origen israelí, Adi Adunia; acompañada del músico Or Benomri. La música permitió que ambos artistas compartieran una mañana excepcional y el micrófono con los integrantes de Kadima en un evento inolvidable. El salón se llenó de muchas emociones al entonar canciones israelíes que todos conocían a la perfección.

La cantante Adi Adunia afirmó que había sido una gran experiencia asistir a Kadima y conocer a los niños, jóvenes y adultos; por lo que el intercambio fue hermoso para ambas partes.

El ambiente festivo en nuestra institución había llegado desde el día anterior cuando de la mano de Elisa Dabah, Esther Kalach y Claudia Lasky se había presentado un taller de baile en honor de los 70 años de Israel.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorThe Endurance That Comes With Being Part-Robot
Artículo siguienteTodos los Candidatos ¡Se Tienen que Poner las Pilas en Materia de Agenda Climática!

Kadima es una asociación civil que tiene como propósito principal la inclusión y participación activa de niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales y/o discapacidad, en cinco diferentes ámbitos: familiar, educativo, laboral, comunitario y social.

Kadima es una institución líder en el área de discapacidad, cuyos objetivos se centran principalmente en defender la equidad, la igualdad de trato y oportunidades, el respeto hacia las diferencias y la libre manifestación de la diversidad.

Su misión es la de promover el crecimiento e independencia para personas de todas las edades con necesidades especiales y/o discapacidad, creando oportunidades de inclusión y participación comunitarias en un marco de dignidad y respeto que les permita alcanzar su máximo potencial, autodeterminación y autonomía personal.