Diario Judío México - Los pequeños Omar y Shoshi tienen 2 años. Asisten juntos a la guardería WIZO Casa Matilda, desde que tenían 6 meses. La guardería está situada en una zona de Jaffa, Tel Aviv, habitada por árabes y judíos. A pesar de ser un barrio de bajo nivel económico, es un vívido ejemplo de la sociedad multicultural israelí.

Omar, un pequeño árabe israelí, vive junto a sus padres y a sus seis hermanos mayores. Su padre trabaja largas horas en la construcción y su madre, Fatima, cuida de sus niños en el hogar.

Fátima no deseaba enviar a Omar a la guardería a una edad tan 
temprana. Pero cuando debió hacerse cargo de su anciano y enfermo padre tras el fallecimiento de su mamá, aceptó enviarlo a Casa Matilda. Su amiga y vecina, una mujer judía cuya hija, Shoshi, acababa de comenzar a asistir a Casa Matilda, le contó cuán satisfecha estaba con la guardería WIZO donde reciben a bebés y niños de todos los orígenes.

Fátima aún no estaba segura cuando trajo a Omar por primera vez, pero el cariño de la metapelet (cuidadora) que tomó a Omar entre sus brazos y le habló amorosamente, la tranquilizó. Omar recompenzó con sonrisas a la metapelet, una joven mujer etíope que lo sentó en la alfombra junto a Shoshi y otros bebés supervisados por una señora árabe cuyos ojos brillaban mientras jugaba con los bebés.

Shoshi y Omar son dos felices niñitos que juegan juntos con otros amigos de la guardería, niños de todos los colores, de todas las razas y religiones. Juntos celebran las fiestas judías, cristianas y musulmanas y aprenden canciones de y coexistencia.

Fátima cuenta ahora con tiempo libre. Desde que el abuelo ha fallecido, Omar asiste a la guardería WIZO Casa Matilda y sus otros hijos van a la escuela, Fátima asiste a un curso WIZO para capacitarse como metapelet. A menudo viene a la guardería como voluntaria. “Me llena el corazón de orgullo ver a todos esos niños tan felices y bien atendidos. Mi esposo no quería que Omar asistiera a la guardería, pero desde que comenzó y puede ver por sí mismo lo bien que juegan los niños juntos, a los padres que se reúnen para las fiestas de todas las religiones, ha quedado muy impresionado y me alienta en mi trabajo voluntario. Yo sé que seré una excelente metapelet uniendo mi propia experiencia como madre al entrenamiento que recibo en el curso de WIZO y que me abre las puertas de un nuevo mundo. ¿Y los bebés? Para mí, todos son Omar y Shoshi. A todos los quiero como propios”, dice Fátima.

Desde que Fátima comenzó a frecuentar la guardería WIZO, su círculo social se ha ampliado y ahora disfruta de la compañía de otras madres, que pertenecen a otras culturas y religiones pero que al igual que ella, son madres israelíes que solo desean lo mejor para sus hijos.

De este modo, entre muchos otros objetivos, WIZO incentiva activamente la coexistencia y el respeto mutuo que promueve la . Deseamos comenzar este proceso beneficioso a una edad muy temprana.

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorEl Poder De Los Sueños Y La Fórmula Para Hacerlos Realidad (video)
Artículo siguienteCuando los hijos no quieren tener trato con sus padres

"Una misión no es una meta estrecha sino una dirección orientadora global".

De aquí que la misión de WIZO México sea:

"Contribuir al bienestar de la sociedad en Israel y en México, estableciendo un puente basado en la ayuda al prójimo y los valores judíos reforzando nuestra identidad."

WIZO México es una organización de mujeres judeomexicanas, sionistas, apartidarias y apolíticas, que trabajan principalmente para el bienestar del prójimo. Asimismo, con nuestras acciones reforzamos el vínculo que existe entre el Estado de Israel y la transmisión de los valores y tradiciones judías. Nuestros anhelos son lograr un compromiso y entrega al trabajo voluntario dentro de nuestra organización, con la mira de legarlo a las nuevas generaciones de mujeres jóvenes para forjar una sociedad más justa, sólida y equitativa.

Por consiguiente nuestros objetivos específicos son:

  • Mantener la presencia ante la ONU como organización no gubernamental, con status consultivo con ECOSOC y UNICEF incrementando el número de socias.
  • Velar por el bien de mujeres, jóvenes, niños y ancianos.
  • Elevar el nivel de la mujer en Israel.
  • Contribuir a la reducción de la brecha social.
  • Ayudar en la absorción y adaptación al país de los nuevos inmigrantes.
  • Proporcionar apoyo psicológico, moral y legal en caso de violencia intrafamiliar.
  • Propiciar la difusión de la cultura judía como una guía del pasado y como base para una activa participación del presente.
  • Reforzar el vínculo entre los judíos del mundo y del Estado de Israel.
  • Impulsar la labor social de los jóvenes de las diferentes escuelas judeomexicanas.
  • Contribuir a la educación en escuelas judeomexicanas mediante becas escolares.
  • Amueblado de escuelas de escasos recursos en México.

En la medida que WIZO MÉXICO está integrada por mujeres judeomexicanas conscientes de que las necesidades de la comunidad judía y de México también requieren de atenciones educativas y sociales, nuestra federación ha extendido sus labores al ofrecimiento de una beca anual para un niño de primaria de las escuelas judías de la red escolar, entre ellas, a la institución especializada Kadima que atiende a personas de cualquier edad, con necesidades específicas.

Con respecto a México, las actividades se orientan al amueblado de escuelas de escasos recursos en zonas marginadas y brindar a los padres de los niños de dichas escuelas capacitación para la formación de sus hijos, mediante conferencias anuales con nuestras compañeras especializadas en desarrollo humano y al festejo del Día del Niño. Asimismo, se colabora en el voluntariado de la Estancia de Bienestar y Desarrollo Infantil "Rosario Castellanos" -en conjunto con el Consejo Mexicano de Mujeres Israelitas- y en el Centro de Rehabilitación Integral para niños y jóvenes con diferentes discapacidades. También se ayuda a la mejora de hospitales y al ser declarada en el país alguna zona en situación de desastre, siempre está presente la cooperación de WIZO a través de la ayuda humanitaria de la Comunidad judía.