Diario Judío México - Queridas amigas y amigos:

Aprovecho este espacio para dirigirme a cada uno de Ustedes deseándoles un ¡Pésaj Kasher Vesaméaj! en compañía de sus familiares.

Para el pueblo judío, la celebración de Pésaj constituye uno de los puntos decisivos de nuestra historia. Como un momento cumbre del año judío, desde sus días previos nos motiva a encender la llama de sus tradiciones y compartirlas con nuestros seres queridos.

La Torá dice: “Este mes será para Ustedes el primero de los meses del año”, haciendo referencia al mes de Nisán del calendario hebreo, en el cual se lleva a cabo esta celebración, y afirma que es el más importante de los meses del año.

En la vida, el pasado constituye una cadena de experiencias que enriquece nuestro presente. Apreciemos, reflexionemos y hagamos valer la dicha que tenemos como seres humanos de enfocar con libertad esas vivencias y sentimientos a nuestras propias trayectorias. En este sentido, esta festividad conmemora la liberación de nuestro pueblo de la esclavitud, y la subsecuente consolidación de nuestra identidad nacional, dando como resultado un nuevo capítulo en la historia de los judíos, ahora como una nación libre y autónoma. De hecho, durante la primera noche de Pésaj, es obligación de cada uno de nosotros revivir y recrear esa experiencia de nuestros antepasados, a través de los ritos y elementos simbólicos que conforman el Séder.

Sin duda, nuestro presente está ineludiblemente conectado con la salida de Egipto. Como es ya tradición, en nuestra Comunidad nos preparamos desde meses antes para recibir esta festividad a través de nutridos servicios y actividades. Ejemplo de ello fue el exitoso Bazar de Pésaj, organizado cada año por Unión Femenina ; así como la posibilidad de vender nuestro jametz en todos nuestros templos y a través de nuestro sitio web, ofreciéndoles a nuestros socios la oportunidad para cumplir esta mitzvá de una manera fácil, moderna y práctica. Y gracias al apoyo de nuestros tenaces directivos, voluntarios, y profesionales, quienes trabajan día a día por el bien de nuestra Comunidad, este año no fue la excepción.

Concluyo este comunicado con un mensaje muy especial: A todos Ustedes, miembros de Alianza , quienes dan vida y sentido a esta gran Comunidad, les deseo profundamente que la paz y la libertad abunden por siempre en sus vidas. Que, unidos en familia, preservemos nuestras bellas tradiciones y costumbres para que las nuevas generaciones -nuestros hijos, nietos, bisnietos, y más- gocen de las mismas bendiciones que como Comunidad hemos recibido, tanto del Todopoderoso, como de nuestros padres y abuelos.

Así mismo, hago extensivo, a nombre mío y de mis compañeros de la Mesa Directiva, nuestros mejores deseos para que este Pésaj sea un momento lleno de dicha y alegrías para todas las familias de . Pido a Hashem brinde a Ustedes, hoy y siempre, un sinfín de bendiciones.

¡¡¡JAG SAMÉAJ!!!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDescanse en paz la Sra. Sofía Segal Z”L
Artículo siguienteDelia González, belleza y elegancia
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.