Estimados amigos de México. Juntos estamos llevando a cabo una verdadera revolución de ayuda entre hermanos judios. En estos momentos donde la pandemia sigue su curso, nosotros, juntos judios en México y en colaboramos para que miles de familias tengan un Seder como se merecen, sin penas ni falta de alimentos. Sigamos adelante ayudando a miles de familias a pasar un Kasher y Sameaj. Como dice el Rabino Grossman: "la base del judaísmo es 'amarás al prójimo como a ti mismo', es por eso que debemos realizar un último esfuerzo antes del Jag y seguir ayudando a las familias vulnerables en México e Israel.

Ayudar es muy fácil: Comuníquense con alguna de las organizaciones señaladas en la publicidad, ayúdelas con una despensa o con comidas, y esa ayuda llegará mediante un match a una familia en Israel.

¡Una despensa que dones ayuda a dos familias judias!

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLincoln Lounge by Millesime en Hotel Avándaro
Artículo siguientePersistencias del Yiddish en la escena porteña
El solo acto de ayudar al prójimo, de escucharlo, de comprender sus penas y aflicciones, aunque sepamos que nuestra acción tenga pocas posibiildades de ser exitosa, es un trabajo largo y complejo, pero que al fin y al cabo nos llena de satisfacción y brinda la posibildad de ver milagros aqui y ahora.