Algunos reconocidos periodistas, estudiosos sobre la problemática de las víctimas del grupo narcoterrorista de las FARC y líderes de opinión, entre otras voces, han puesto en evidencia y denunciado con preocupación, la discriminación y literalmente, el matoneo del que han sido objeto las verdaderas víctimas de la avanzada criminal de esta organización al margen de la ley.

Tal parece que existe una categorización infame y tendenciosa sobre la manera como algunos sectores izquierda, que es complaciente con la presunta “lucha revolucionaria”, selecciona sus propias víctimas y rechazan de plano a miembros de la Fuerza Pública, sus familias y a las demás personas que han padecido el horror y los vejámenes perpetrados por quienes hoy se encuentran negociando con el Gobierno Nacional en La Habana. Esto es de suma gravedad, toda vez que deslegitima por completo un proceso de paz que no encuentra en su esencia, si es que la tiene, un milímetro de justicia.

Así las cosas, a continuación me permito retransmitir algunas de las acuciosas denuncias sobre este particular. Los apartes que presentaré a continuación obedecen a las investigaciones que ha realizado el reconocido periodista Herbin Hoyos, otros analistas y algunos registros en los medios de comunicación.

El matoneo a las víctimas de las FARC

“Los Foros se crearon como un espacio común para todas las víctimas, sin discriminación. Pero qué pueden hacer las víctimas de las FARC cuando llegan a los Foros y se encuentran que las mesas y todos los escenarios están controlados por gente de la Unión Patriótica UP, Partido Comunista, Marcha Patriótica, Colombianos y Colombianas por la Paz? Aquí vi ene la respuesta a la metodología de matoneo que denuncian las víctimas de las FARC”.

“Los Foros Regionales de Víctimas liderados por el Congreso de la República han sido un fracaso. Así lo reconocen congresistas y quienes participaron en ellos desde la organización como entidades participantes y lo reafirman las mismas víctimas. Entre los dientes, funcionarios que hicieron parte de la coordinación, logística y apoyo, reconocen que todo ha estado manipulado por -la izquierda- que quiere mostrar solamente a las víctimas causadas por el Estado, que son miles, que son reales y merecen respeto, además, que han sufrido el horror de la persecución, pero desde otro actor, el Estado, pero que las están usando para taparle las víctimas a las FARC”.

Conforme con lo anterior, también es pertinente citar un aparte de la carta que con ocasión del reciente foro de víctimas que el gobierno realizó en Barranquilla, enviaron a los señores Alessandro Preti, del programa de Naciones Unidas; Manuel Oviedo, representante de ACNUR; Alejo Vargas, de la Universidad Nacional de y Emanuel Oviedo, de la Defensoría del Pueblo:

“Las Víctimas de las FARC participantes en este Foro, sentimos temor e intimidación por el lenguaje y actitud mostrada por parte de dichos represententes, solicitamos a la organización más control y moderación sobre esta lamentable situacion. Asi mismo, esperamos que los organizadores de este evento tomen las acciones que consideren pertinentes sobre estos asuntos, para garantizar la plena participación de todas las víctimas sin estigmatizaciones, señalamientos y demás actos que atentan contra la Dignidad Humana de nuestras víctimas”.

http://www.thaniavega.co/blog/archives/7328

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl llanto de un niño
Artículo siguienteSe solicita sangre tipo O- para el Sr. Manuel Kanarek