Diario Judío México - El padre de la mujer que perdió a su bebé recién nacido tras el atentado terrorista palestino en Ofra le envió una carta abierta al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

El abuelo del bebé compartió sus reflexiones tras el complicado momento que vivió su familia.

La etapa marcada por la muerte de su nieto de tres días a manos de terroristas árabes y la supervivencia milagrosa de nuestra hija, Shira, en el mismo ataque.

El esposo de Shira, Amichai Ish-Ran, también resultó herido en la embestida terrorista, que sobrevivió a tres balas en su pierna. Sin prestar atención a su propia condición, comenzó el proceso de salvar la vida de Shira al detener la herida sangrante con las manos.

Un médico de ambulancia Magen David Adom llamado Betzalel Ben-Hamu, con la cooperación de Shira incluso mientras luchaba contra la inconsciencia, continuó con el milagro.

La pareja se había casado nueve meses antes y al poco tiempo Shira quedó embarazada de su primer hijo.

A medida que pasaban los meses, aumentaban la ansiedad, relató el padre de Shira. Llegó la octava noche de Hanukkah, donde pasaron un hermoso Shabat en el hogar de los padres de Shira. La feliz pareja luego retornó a su casa y llegó a la parada de colectivos en las afueras de Ofra.

Todo cambió en un instante. Un estallido de balas cortó nuestras la esperanza, los sueños y “encendió el miedo en nuestros corazones”.

“Shira perdió mucha sangre y sus heridas eran más que críticas. Rezamos y recitamos Salmos, al igual que miles de personas, en unas pocas pero interminables horas descubrimos, gracias a Di-s, que la vida de Shira se había salvado”.

Pero la sangre derramada no acabó ahí, ya que luego de un milagroso parto de urgencia, a los tres días el recién nacido perdió la vida.