Israel no tiene plantas de fabricación de automóviles o líneas de ensamblaje de vehículos, pero eso no ha impedido que este pequeño país construya una excelente reputación por su potencia en vehículos autónomos y en los mercados de movilidad.

La industria del transporte mundial necesita desesperadamente innovación y las nuevas empresas israelíes están navegando a su manera para convertirse en proveedores líderes de tecnologías de próxima generación en este ecosistema que cambia rápidamente.

Casi a diario los titulares anuncian nuevas asociaciones, alianzas estratégicas, inversiones o compras entre compañías israelíes y fabricantes de automóviles globales. Hyundai Motor lanzó recientemente una nueva asociación estratégica con la compañía israelí Autotalks para desarrollar un chipset de próxima generación para automóviles conectados. El gigante tecnológico chino Baidu anunció que se está asociando con Intel para integrar la tecnología Mobileye con sede en Jerusalén a su plataforma autónoma de vehículos.

Otras compañías que están en los titulares incluyen Aurora Labs, creadores de la solución de mantenimiento predictivo para software automotriz preparado para el futuro; la startup LiDAR Innoviz Technologies; y la plataforma de simulación automotriz de Cognata.

Por otra parte, la firma de capital de riesgo Maniv Mobility, que se especializa en el crecimiento de nuevas empresas de auto-tecnología israelíes, anunció un nuevo fondo de $ 80 millones para el sector.

 

La plataforma  InnovizOne. Cortesía

"Israel es ahora un líder mundial en el mercado de vehículos autónomos", dice Jonathan Medved, emprendedor en serie y fundador y director general de la plataforma de financiamiento popular de capital OurCrowd. "Si alguien tiene alguna duda, todo lo que tiene que hacer es ver la transacción de Mobileye [Intel adquirió la empresa israelí por $ 15,3 mil millones en 2017]. No solo por su increíble tamaño sino por el hecho de que Intel ahora ha trasladado su actividad mundial en movilidad a la matriz israelí. Además del liderazgo de Intel, ahora hay aproximadamente 500startups de movilidad y fondos de movilidad líderes en Israel”.

Los vehículos autónomos, la electrificación, los conectados y el transporte compartido son las mega tendencias que ahora están rehaciendo la industria automotriz. Las ramificaciones de estas cuatro fuerzas principales incluyen formas de detectar choferes somnolientos, soluciones de información y entretenimiento, cabinas de navegación digitales, sistemas de transporte inteligentes, ciberseguridad de vehículos y tecnologías de navegación por satélite.

Las empresas israelíes en el área del automóvil abordan todas estas necesidades, así como las necesidades futuras.

"Los vehículos no han cambiado mucho durante 100 años y ahora están empezando a cambiar bastante", dice Olaf Sakkers, un inversor en compañías de tecnología automotriz en Maniv Mobility. "Muchos componentes que se están desarrollando para computadoras y teléfonos inteligentes ahora se están aplicando a los vehículos: procesamiento realmente bueno, chips de computadora que son económicos y escalables, tecnologías de seguridad cibernética, análisis de grandes datos, computación en la nube.

"Hay una larga lista de diferentes tipos de tecnologías que se ajustan a la digitalización del transporte y solo existen dos ecosistemas a nivel mundial que están profundamente involucrados en esto: Silicon Valley e Israel", le dice a NoCamels.

Invertir en tecnologías para automóviles

El título de Israel como un paraíso tecnológico de automóviles tiene que ver con su destreza de alta tecnología en general. La Nación Startup tiene una fuerte presencia en software y hardware, tecnología de semiconductores, IoT y experiencia en inteligencia artificial, tecnología de radar, ciberseguridad, soluciones LiDAR, soluciones de comunicación por satélite, visión por computadora y sensores.

"Encontrar todo esto en un solo lugar es bastante notable", dice Medved.

Aún más notable es la facilidad con que las empresas israelíes convierten y adaptan tecnologías específicas a nuevos propósitos.

"En Israel, el enfoque está en el hardware, los sensores, la ciberseguridad. Hay personas muy inteligentes en Israel que toman tecnología de las Fuerzas de Defensa de Israel u otros mercados y las aprovechan en la arena automotriz", dijo a NoCamels el director general de Innoviz, Omer David Keilaf, en una entrevista telefónica desde China, donde está explorando el talento local para una sucursal china de su proveedor de soluciones de detección, LiDAR.

 

Simulador 3DCognata para carros autónomos. Cortesía

Doron Elinav, un consultor de desarrollo de negocios en la industria automotriz, coincide: "La innovación proveniente de Israel es realmente uno de los habilitadores clave para hacer que la tecnología de vehículos autónomos funcione. Es del lado algorítmico, del lado del sensor y de las plataformas”.

La industria de tecnología automotriz de Israel recaudó $ 182 millones en el primer trimestre de 2018 y $ 814 millones en 2017, según Start-Up Nation Central, una organización sin fines de lucro dedicada al ecosistema de innovación israelí.

"Israel es el lugar ideal si eres un inversor o emprendedor en esta nueva área", dice Medved a NoCamels.

Los inversores más activos en el sector en Israel incluyen a Maniv Mobility, OurCrowd, Magma Venture Partners, GlenRock Israel, Aleph y Bessemer Venture Partners, según datos de Start-Up Nation Central.

"Desde el punto de vista financiero, hay una gran oportunidad [para los inversores] porque han pasado 100 años donde el vehículo no ha cambiado tanto y, de repente, hay cambios drásticos", dice a NoCamels Sakkers, socio de Maniv Mobility. "Estamos invirtiendo en tecnologías que escalan realmente rápido, que tienen diferenciación real. Desde la perspectiva de los retornos, [estas tecnologías] tienen una gran cantidad de creación de valor potencial que se creará en la próxima década más o menos”.

Fracasando hacia el éxito

La primera incursión del país en el mundo de los automóviles no fue tan bien. Autocars, el primer fabricante de automóviles original de Israel, fue más conocido por sus coches de mala calidad con recubierta de fibra de vidrio. El modelo más popular de la empresa, el Susita ("caballo pequeño" en hebreo), tenía la costumbre de detenerse o desbaratarse repentinamente. Según el folclore, a  los camellos también les gustaba mucho la fibra de vidrio y a menudo mordían los Susitas parqueados.

 

Susita de Autocars 12/50, en el Egged, Holon, Israel. Foto de Bukvoed,

Wikimedia, CC BY 3.0

La siguiente fue la compañía de automóviles eléctricos Better Place, que fracasó espectacularmente con una bancarrota de alto perfil en mayo de 2013. Pero Uri Pachter, quien tiene más de una década de experiencia en el sector automotriz, dice que fue la mala gestión la que hizo que Better Place fracasara y, de hecho, la escena automotriz de Israel ganó una atención positiva con su ejecución de la idea del automóvil eléctrico.

"Hoy vemos el crecimiento en vehículos eléctricos, por lo que el problema con Better Place fue más gerencial que cualquier otra cosa", dice.

Israel continuó construyendo su reputación de tecnología automotriz cuando Google compró la compañía de mapas Waze por un monto reportado de $ 966 millones en 2013.

Luego, en marzo del año pasado, Intel pagó $ 15,3 mil millones por la tecnología de automóvil autónomo Mobileye. Poco después de esa venta, los pesos pesados globales en el espacio automovilístico - Honda, BMW, Ford, Uber, Volkswagen, Volvo, Baidu, así como proveedores de piezas de primer nivel – estuvieron en los titulares a medida que colaboraban, compraban o invertían en tecnologías automovilísticas israelíes.

                                           

 

Un vehículo Better Place. Cortesía

"El pico está por llegar. Veremos más titulares. Esta es una industria difícil. Habrá muchos reveses y eso significa muchas más oportunidades", dijo Elinav a NoCamels.

Elinav considera que la cultura de Israel de que el fracaso impulsa hacia el éxito - aprender de los  errores y avanzar - es la clave de la innovación en el mercado de la movilidad. "La innovación israelí tendrá más posibilidades de entrar en el mercado y llevar su innovación, iniciativa empresarial y experiencia para participar. Muchas de estas industrias provienen de una cultura sin riesgo y es muy difícil para ellos tomar riesgos. Esto es algo que los israelíes no tienen. Están dispuestos a arriesgarse y fracasar, y luego arreglar las cosas que están mal y seguir adelante", dice Elinav.

Ser pionero en una tradición de tecnología automotriz

En pocas palabras, los automóviles de hoy no son los del mañana. No busque más que en el North American International Auto Show, uno de los eventos emblemáticos de la industria automotriz y el tradicional abridor de temporada para la industria automovilística mundial. Por primera vez en más de 100 años, los organizadores anunciaron el mes pasado que el evento lo trasladaría del habitual enero a junio, para no coincidir con el Consumer Electronics Show.

Recientemente, los fabricantes de automóviles de marca, como Mazda, Mini, Volvo, Porsche, Mitsubishi, Jaguar y Land Rover, se han saltado el salón del automóvil por asistir a conferencias tecnológicas como CES. Tras el acontecimiento de Detroit en 2018, BMW, Mercedes Benz y Audi anunciaron que tampoco asistirían al evento de 2019. Ese golpe final impulsó a los organizadores a cambiar las fechas.

"Los salones del automóvil están muertos", dijo a Motoring el presidente ejecutivo de Volkswagen Group, Herbert Diess. "Son un producto de la década de 1960 y ya no son tan relevantes. La gente necesita ver más interacción con el producto. Ellos lo esperan. Esos días de confiar en la tradición se han ido".

Sin un legado automovilístico del que hablar, las nuevas empresas israelíes buscan crear una nueva tradición para la industria automotriz mundial, llena de ideas y tecnologías innovadoras.

Como tal, puede encontrar soluciones cibernéticas pioneras de Regulus para evitar que los sensores de vehículos autónomos sean pirateados, y Karamba Security y Argus Cyber Security aseguran contra violaciones de datos no deseados la conexión de automóviles, camiones y vehículos comerciales conectados.

 

Tecnología Mobileye. Cortesía de Mobileye

O tome el ejemplo de Autotalks, que se especializa en las comunicaciones de vehículo a vehículo en la conducción autónoma, ya que crea un nicho para sus formas pioneras de prevenir accidentes en la carretera.

Actualmente, hay entre 400 y 500 empresas israelíes en el campo de la tecnología automotriz, según los datos de OurCrowd y Start-Nation Central. Innoviz Technologies, Valens, Phinergy, Vayyar, Airobotics, Argus Cyber Security, Autotalks, Nexar y Moovit se encuentran entre las startups con las mayores rondas de financiación en este campo hasta la fecha, según Start-Up Nation Central.

"Hoy en día, el automóvil es esencialmente un enorme sensor con 600 procesadores rodando sobre ruedas", dice Medved a NoCamels, que invierte en el campo de la tecnología automática. "El hecho de que Israel combine los mejores equipos de desarrolladores de sensores, geeks de software y expertos en inteligencia artificial significa que vamos a tener un papel importante en este nuevo mercado que está que arde durante mucho tiempo por venir".

 

La aplicación Nexar y dashcam. Captura de pantalla de un video de Nexar en YouTube.

Creando nuevas oportunidades

Pachter, un explorador de tecnología e innovación en Faurecia, el sexto mayor fabricante internacional de piezas de automóviles en el mundo, dice que las compañías israelíes necesitan expandir su enfoque para tomar una verdadera ventaja en el futuro del transporte.

"Si somos inflexibles y solo pensamos en sensores, radares, LiDAR y no vamos más allá de esas áreas, en algún momento se terminará. Entonces, el potencial está ahí. La pregunta es si las personas ampliarán sus horizontes a otras áreas y no solo a estas áreas en las que las compañías israelíes se están enfocando actualmente", le dice Pachter a NoCamels.

Él dice que compañías como Faurecia necesitan soluciones para "el pasajero del futuro".

"La tecnología que estamos buscando es mucho más amplia que sensores o sistemas de radar, sino que buscamos tecnología relevante y necesaria para el pasajero del futuro", explica Pachter, sugiriendo que las nuevas empresas buscan adaptar la tecnología de otras áreas, como industria de la salud y la vida, en el vehículo. "Estamos trabajando en un sistema que monitorea los signos vitales de una persona en el automóvil... que luego operará los sistemas necesarios en el vehículo para ayudar a mantener a salvo al pasajero y al conductor".

Pachter dice que la revolución de la movilidad compartida, mediante la cual las personas comparten automóviles, también puede brindar nuevas oportunidades. Los proveedores de tapicería de asientos para automóviles "pueden mirar a la industria alimentaria o de la salud en busca de materiales antibacterianos y tratar de adaptarlos a la industria automotriz" para cubiertas de asientos o unidades de aire acondicionado.

Además, los expertos de la industria dicen que la conectividad del vehículo a todo cambiará el área automotriz. Las nuevas tecnologías eventualmente convertirán el vehículo en un entorno de autogestión similar a las soluciones IoTen hogares inteligentes.

"Hay muchas áreas en Israel que van a jugar un papel vital en la industria automotriz", predice Pachter, señalando que es probable que haya más áreas a las que los empresarios israelíes lleven las últimas innovaciones.

"El sector automotriz está sediento de innovación", coincide Keilaf.

Sakkers, alcanzando una nota equilibrada, concluye: "El mercado está creando nuevas oportunidades pero también está creando nuevos desafíos lo cual es verdad para cualquier tipo de momento de ruptura".

Y las empresas israelíes, que nunca rehúyen de los desafíos increíbles, creen que tienen las soluciones para esta ruptura. Esté atento a los titulares para confirmarlo.

*Viva Sarah Press es periodista y oradora. Ella escribe y habla sobre la creatividad y la innovación que tiene lugar en Israel y más allá. www.vivaspress.co

(Traducido por el Consulado General H. de Israel en Guayaquil)