Diario Judío México - La ministra británica de Desarrollo Internacional, Priti Patel, dimitió ayer tras haberse reunido con personalidades políticas israelíes sin informar a su gobierno, convirtiéndose en la segunda integrante en abandonar el Ejecutivo en una semana, anunció Downing Street.

Priti Patel, de 45 años, pidió disculpas y presentó su dimisión a la primera ministra Theresa May, tras haber sido convocada al 10 de Downing Street esta semana.

“Actué con la mejor de mis intenciones”, escribió en su carta de renuncia.

e son estrechos aliados, y es bueno que trabajemos juntos. Pero eso debe hacerse formalmente, a través de canales oficiales”, le respondió Theresa May, aún más debilitada con este nuevo episodio.

Se trata de la segunda salida del gobierno conservador británico, después de la del ministro de Defensa, Michael Fallon, el 1 de noviembre. Fallon se vio implicado en un escándalo de acoso sexual que conmociona a la clase política y que amenaza con hacer caer también al viceprimer ministro, Damian Green, cercano a May, y al secretario de Estado de Comercio Internacional, Mark Garnier.

Patel ya pidió disculpas el lunes por haberse reunido 12 veces con dirigentes israelíes, entre ellos el primer ministro, Benjamin Netanyahu, así como con representantes de oenegés y de empresas durante sus vacaciones en agosto, sin informar al gobierno.

FINANCIAR AL EJÉRCITO ISRAELÍ

Según Downing Street, le dijo a May que había evocado la posibilidad de financiar la asistencia humanitaria a los heridos sirios en el Golán, del que no reconoce la ocupación parcial por .

Pero Pritis Pavel mantuvo algunas cuestiones en secreto. Por ejemplo, no habría explicado que esa ayuda implicaría financiar al ejército israelí, que ya permitió evacuar a más de 3 mil 100 heridos sirios hacia hospitales de . Según el diario Haaretz, incluso habría visitado un hospital militar de campaña en ese territorio.

La marcha de esta ferviente partidaria del Brexit debilita un equipo de gobierno ya dividido en torno a la salida de de la Unión Europea que May negocia con Bruselas.