Diario Judío México - Las urnas para los israelíes que viven y votan en el extranjero cerraron el viernes por la mañana a las 6 a.m., hora de , con el 69% de los 5.086 votantes elegibles emitiendo sus votossegún el Comité Central Electoral.

La ley israelí no permite que todos los israelíes que viven en el extranjero voten desde el extranjero. Más bien, sólo aquellos que están viviendo en el extranjero para servir al país en alguna capacidad oficial. Esto incluye a miembros de las FDI, o trabajadores de la Agencia Judía, El Fondo Nacional Judío- Keren Kayemeth LeIsrael, el Fondo Nacional Judío-Unido de o la Organización Sionista Mundial.

La votación en el extranjero para el 17 de septiembre tuvo lugar en 97 misiones israelíes alrededor del mundo, incluyendo Kigali, Ruanda, donde sólo tres israelíes votaron.

El jueves en la Embajada de en Washington, Dorit Zats, Ministra de Asuntos Administrativos y Cónsul, quien supervisó el centro de votación para las de este año en abril y ahora en septiembre, dijo que consideraba que la participación electoral era baja.

En las de abril, hubo muchos más votantes, pero creo que es porque muchos de ellos eran emisarios de la Agencia Judía que estaban en Washington DC para una conferencia”, dijo.

Ophir Tal, que vive en Nueva York pero votó el jueves en Washington, D.C., vino a votar a la embajada alrededor del mediodía.  Cuando se le preguntó sobre las diferencias entre votar en y votar en el extranjero, dijo que “votar en se siente como un día festivo”.

Describió cómo en Israel la gente se centra en las el día de las , mientras que en Estados Unidos, el día en que votan los israelíes, “sólo la pequeña comunidad israelí lo sabe y a nadie más le importa”.

En el Consulado General de Israel en la ciudad de Nueva York, donde un número récord de 750 israelíes eran elegibles para votar, Adi Karsch expresó sentimientos similares. Es candidata a postdoctorado en la Universidad de Cornell y se trasladó de Jerusalem a Nueva York para el trabajo de su esposo en el consulado.

“Toda la experiencia ha sido muy diferente aquí”, dijo a The Jerusalem Post. “En Israel, te vas sintiéndote muy festivo. El día de las es realmente un día festivo allí. También es un día muy emotivo y realmente sientes que estás contribuyendo, y luego los amigos se reúnen y hacen una barbacoa”.

Por el contrario, en Nueva York, dijo que pedir permiso para votar un día libre era “incómodo”.

“Pero me siento privilegiada de poder votar aquí y participar en este proceso democrático”, dijo.

En general, la participación electoral entre los emisarios y diplomáticos es mayor que la de Israel, dijo al Post un portavoz de la embajada, Elad Strohmayer.

Mientras que la participación general fue del 69%, en Washington, unas 247 personas votaron con una participación del 81%, según Strohmayer.

El Consulado General de Nueva York de Israel, sin embargo, es el órgano responsable de transferir las urnas selladas de todas las misiones diplomáticas norteamericanas y sudamericanas a la Comisión Electoral Central en Israel.