Diario Judío México -

El Gobierno aprobó hoy, en su reunión semanal, un protocolo que amplía sin precedentes los poderes del primer ministro, facilitando que este determine unilateralmente la agenda del Gabinete y vote en los comités ministeriales, informó el Ejecutivo.

Con la reforma, el primer ministro, Biniamín Netanyahu, tendrá menos limitaciones para impulsar su agenda y controlar los debates en el seno del gobierno de coalición que lidera.

Según su oficina, la medida tiene como objeto “mejorar la gobernabilidad”.

El jefe del gobierno tendrá a partir de ahora control absoluto sobre el orden del día de las reuniones del Gabinete, lo que le permitirá dar prioridad sus propuestas y programar debates continuos de las mismas -aunque hayan sido previamente rechazadas- y posponer a voluntad las sugeridas por otros ministros.

También controlará el orden de voto, y podrá retrasar las mociones planteadas por los comités ministeriales, a los que podrá unirse cuando considere oportuno y en los que tendrá derecho a votar.

Netanyahu y sus sucesores podrán tomar decisiones con votaciones telefónicas que se lleven a cabo en un plazo de doce horas, que podrá ser acortado o ampliado por decisión del primer ministro, y tendrán también potestad para restringir, cuando lo consideren oportuno, el derecho de voto solo a los miembros del gabinete que estén presentes en una reunión.

Algunos analistas han aventurado que los nuevos poderes podrían estar vinculados a la futura toma de decisiones sobre un posible ataque a las instalaciones nucleares de Irán, que Netanyahu parece favorecer más que varios de sus ministros.

La decisión de ir a la guerra, sin embargo, no la toma el pleno del Gobierno, sino los ocho ministros del denominado Gabinete de Seguridad.

El diputado laborista Amir Peretz calificó la medida de “antidemocrática” y aseguró que, con ella, Netanyahu “hace lo imposible para evitar que haya discusiones transparentes y completas”, informó el diario Yediot Aharonot.

El jefe de la oposición, Shaul Mofaz, también condenó los cambios y opinó que el objeto último de la nueva norma es “debilitar a la oposición”. EFE

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorParís: Recuerdan redada de niños judíos por policía francesa en 1942
Artículo siguienteThe Final Song, Dos Letste Lid
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.