El gobierno español aprobó la exhumación de los restos del dictador del mausoleo monumental del Valle de los Caídos, ubicado a las afueras de Madrid, donde fue enterrado tras su muerte en 1975.

Diario Judío México - El gobierno socialista español busca transformar el monumento en un sitio para rememorar la Guerra Civil en lugar de glorificar la dictadura.

Esta sería la última de una serie de medidas del nuevo gobierno de Pedro Sánchez dirigidas a cimentar su poder y atraer a votantes de izquierda a dos años de las elecciones generales.

El consejo de ministros ha aprobado un decreto ley (…)para proceder a uno de los contenidos principales y preferentes de la Ley de Memoria Histórica, que es exhumar los restos del dictador del lugar donde están las víctimas de la contienda”, dijo la vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, en rueda de prensa.

El trámite legal del real decreto, una medida extraordinaria para una situación de urgencia, tendrá que ser refrendado posteriormente por mayoría simple en una votación parlamentaria en la que no se espera que pueda ser rechazado.

El Valle de los Caídos, excavado en la roca de la sierra noroeste de Madrid y con su emblemática cruz de 152 metros de altura, ha sido centro de las críticas por ser el único monumento a un dirigente fascista europeo que queda en pie.

Presos condenados, republicanos en su mayoría, fueron empleados en su construcción, y muchos de los muertos enterrados en el lugar lo fueron sin el permiso de sus familias.

El mausoleo, inaugurado por el propio Franco en 1959, también alberga los restos del fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera. Desde hace tiempo ha sido lugar de peregrinación de grupos de ultraderecha.

El conservador Partido Popular se ha opuesto a los intentos de exhumar los restos de Franco cuando ha estado en el poder, diciendo que sólo removería dolorosos recuerdos más de cuatro décadas después de la muerte del dictador y casi 80 años después del final de la Guerra Civil.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.