Diario Judío México - Andrés Manuel López Obrador se reunió dos veces, no una, con el entonces candidato presidencial Luis Donaldo . Ambas entrevistas se realizaron en la casa de la activista y defensora de derechos humanos .

Las dos se dieron en 1994. La segunda dos días antes del asesinato de aspirante priista.

Así comentó en su conferencia matutina Andrés Manuel López Obrador “Me reuní con dos días antes de que fuera asesinado”, revela el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien detalló que cenó con él, el 21 de marzo de 1994, en casa de una amiga. Insistió en que se debe de investigar y que no debe quedar impune este asesinato, la conferencia matutina LA puedes ver en vivo y sin cortes, por la señal del Noticiero en Redes.

Al concluir la conferencia del presidente, puedes ver un análisis con el periodista Jacobo Elnecavé.

Jusidman hizo la revelación a Proceso en julio pasado en una entrevista que se publicó en el especial que sobre López Obrador realizó este semanario bajo el título de El rudo y largo camino al poder, que empezó a a circular en septiembre.

y AMLO se reunieron en dos ocasiones, dijo y dio más detalles sobre los encuentros.

La activista señaló que en las dos ocasiones se reunieron en su casa a “tomar café”, lo que pudo haber molestado al entonces presidente de México, Carlos Salinas de Gortari
22 de marzo de 2019.

A unas horas de cumplirse 25 años del asesinato del ex candidato presidencial Luis Donaldo Murrieta, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), no sólo resurgieron dudas sobre el magnicidio sino también otros detalles sobre su vida, como una reunión con el actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador, horas antes de que perdiera la vida.

López Obrador señaló este viernes en su conferencia matutina que él y se habían reunido el 21 de marzo de 1994 en la casa de . La activista aclaró que no fue una sino dos las reuniones en las que ella prestó su hogar para que se encontraran los dos políticos.

También aclaró que no se trató de una cena, como dijo AMLO, sino que en las dos ocasiones se sentaron a tomar café por un par de horas.

Aunque la activista señaló que en las dos ocasiones ella sólo prestó la casa y los dejó solos, considera que en el entonces candidato a la Presidencia, López Obrador pudo haber buscado un canal de diálogo para llegar a la gubernatura del estado de Tabasco, a la que aspiraba como candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

AMLO se había distanciado años antes del presidente Carlos Salinas de Gortari, por lo que dialogar con Colosio, que era el candidato puntero, podría darle mejores resultados.

López Obrador se había separado años antes del PRI para integrarse al Frente Democrático Nacional, una coalición de fuerzas políticas creada en el año 1988 con el fin de disputar las presidenciales de ese año, y que es el antecedente inmediato del PRD.

“Era candidato a gobernador por el PRD y buscaba que el PRI no postulara a Roberto Madrazo como gobernador. Yo no estuve presente en la conversación, pero yo deduzco que AMLO sentía más cercanía con Luis Donaldo que con Salinas, con el que rompió en el 88”, dijo Jusidman en entrevista radiofónica con el periodista Julio Hernández.

“Es posible que de sus reuniones molestaran a Salinas”, consideró, ya que el ex presidente “sintió que no iba a poder controlar a Luis Donaldo como él hubiera querido. Luis Donaldo tenía su personalidad y su propio proyecto. No estaba en la búsqueda del poder por el poder, estaba preocupado por el país, yo creo que Carlos Salinas sí pudo haber tenido información de que se hubieran reunido y puede ser que sí se hubiera molestado muchísimo porque el resentimiento que sentía sentía Salinas hacia Andrés Manuel era muchísimo”, dijo la activista.

Recordó que, en una ocasión, Salinas le preguntó por López Obrador “y le dije ‘pues no sé, pues ahí va en su campaña’ -para gobernador de Tabasco-, y así feroz me dijo ‘pues no va’, y que iba a hacer todo lo posible para que no fuera”.

Luis Donaldo Colosio Murrieta fue asesinado el 23 de marzo de 1994 después de un mitin de campaña en Lomas Taurinas, Tijuana, considerada una zona peligrosa y de difícil acceso. Mario Aburto Martínez, el llamado asesino solitario, cumple una sentencia de 45 años por el crimen del candidato.

Sin embargo, sobre el magnicidio persisten dudas como el nombre del o los autores intelectuales del crimen, las fallas en el equipo de seguridad, la desaparición de evidencias y la supuesta teoría de otras dos personas muy parecidas a Aburto en la zona del crimen.

Con información de Proceso – Álvaro Delgado