Cincuenta miembros de una en India que dicen descender de una de las diez tribus bíblicas perdidas de llegaron al aeropuerto Ben Gurión procedentes de Bombay para establecerse en el Estado judío.

Los nuevos inmigrantes vivirán durante un año en centros de absorción en las ciudades de Carmiel y Nazaret Illit, en el norte del país.

La de Bnei Menashé cuenta con unos 8.000 miembros residentes en las provincias hindues de Mizoram y Manipur, en la frontera de India con Bangladesh. Más de mil de ellos ya viven en Israel, donde comenzaron a llegar en 1996.

En 2005, el entondes Rabino de Israel, Shlomó Amar, reconoció a los Bnei Menashé, luego de un proceso de conversión religiosa, como a una de las diez tribus perdidas y unos 1.700 de ellos emigraron antes que el Gobierno retirara las visas dos años después.

Algunos expertos israelíes en demografía judía cuestionaron el judaísmo de los Bnei Menashé, diciendo que simplemente lo están usando como excusa para huir de la pobreza en India.

Según informó el diario «The Jerusalén Post», el arribo de los Bnei Menashé destaca las contradicciones de la israelí acerca de la inmigración de judíos basada en la llamada «Ley del Retorno».

En este caso la medida supone una amenaza para las relaciones de con India, quien crítica al Estado hebreo por llevar a cabo conversiones en su territorio y contrasta con la reticencia del Gran Rabinato de convertir al judaísmo a cientos de miles de ciudadanos de los países de la ex Unión Soviética.

La Biblia indica que las diez tribus perdidas se dispersaron después de que el imperio Asirio invadiera el reino de en el Siglo VIII antes de la era cristiana.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa Santa Trinidad (Pueblo, Estado, Religión)
Artículo siguienteLa judía de Montevideo, 9na. parte