tiene otro "Preso X" en la misma prisión en la que hace dos años y medio se suicidó el espía israelí de origen australiano Ben Zygier, informa el diario Yediot Aharonot. El Preso cumple condena en condiciones de aislamiento "muy parecidas" a la de Zygier, asegura la fuente, que ha descubierto su existencia gracias a un informe sobre la investigación de la muerte en diciembre de 2010 del que fuera espía del Debido a una orden judicial, no publica ni la identidad ni las circunstancias de este nuevo "Preso X", que se encuentra en el ala 13 de la cárcel, a diferencia de Zygier que estaba en la 15.

El caso del primer "Preso X", que se conoció a principios de año, levantó en el país un agrio debate sobre la censura y los secretos sumariales, después de que el Gobierno y los organismos de seguridad mantuviesen el más estricto hermetismo sobre su muerte dos años antes.

Según algunas especulaciones de medios extranjeros, Zygier estaba encarcelado desde 2010 por haber pasado información secreta a agentes enemigos, entre ellos del grupo libanés Hezbollah, y en diciembre de ese año se ahorcó en su celda.

La investigación del caso reveló serios fallos técnicos en la custodia del Preso, como el de que la cámara que tenía vigilarlo en el cuarto de baño se estropease constantemente y no enviara imágenes al centro de control a distancia.

El diario Haaretz dio a conocer que el día del suicido su mujer le había informado de que pensaba divorciarse de él y que, a pesar de sus advertencias, ningún psicólogo ni funcionario de prisiones se acercó a verificar su estado.

Enterrado en Melbourne (Australia) uno días después, el caso fue mantenido en el más absoluto secreto durante dos años hasta que un periodista australiano comenzó a investigar, destapando que se trataba de un agente del que había revelado secretos en una estrategia fallida para convencer a un agente extranjero de que trabajase para la agencia de espionaje israelí.

Su única intención fue de impresionar a sus jefes y conseguir un ascenso, pero el agente extranjero, mucho más experimentado y veterano, acabó sonsacándole a él amplia información sobre Israel.

Diputados de izquierda denunciaron en el Parlamento (Kneset) la irregularidad de que en un régimen democrático aún se utilice la fórmula de "Presos X" y pidieron sin éxito saber cuántos de estos reclusos existían en las prisiones.

Ni el gobierno ni las autoridades penitenciarias contestaron a las preguntas.

Ha sido una escueta cláusula escondida en el informe sobre el suicidio de Zygier la que reveló al diario la existencia de al menos otro caso en la misma prisión y la censura oficial ha autorizado únicamente la publicación de que existe otro caso. EFE

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorNuestro colaborador José Galicot promueve Tijuana Innovadora 2014
Artículo siguienteFIFA planteó a Israel restricciones a palestinos
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.